Daryl Impey (Orica-GreenEdge) ha sido el más fuerte del sprint con el que se ha resuelto la tercera etapa del Tour de Baviera entre Grassau y Neusäb de 232 kilómetros.

Una jornada que contaba con varios repechos en la parte final que ha permitido movimientos interesantes aunque el trabajo realizado por el conjunto australiano y Giant-Shimano no ha permitido que hubiera sorpresas en la línea de meta. Finalmente, en la meta situada en un último kilómetro bastante duro permitió ver un bonito sprint donde el sudafricano Impey se impuso, como hiciera ya en la segunda etapa del 2013, a su compatriota Janse van Rensburg (Giant-Shimano) y al ruso Alexander Porsev (Katusha). En la general no hubo ningún cambio, por lo que Mathias Frank (IAM Cycling) continua siendo el líder tras la exhibición mostrada ayer.

Mañana tendrá lugar la cuarta etapa, que será la que determine la general final, ya que se trata de una crono individual de 25,5 kilómetros en Wassertrüdigen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.