A pesar de las pésimas noticias que recibíamos a comienzo de marzo, finalmente este sábado 6 de abril habrá ciclismo de gran nivel en las carreteras navarras con la disputa del XVI Gran Premio Miguel Induráin. El CC Estella ha tenido que luchar contra viento y marea para poder sacar adelante la prueba que lleva el nombre del gran campeón español, pero por suerte su perseverancia y empeño hará posible que volvamos a disfrutar de grandísimos corredores de la talla de Alejandro Valverde disputando la carrera en la subida a la Basílica del Puy. Una carrera que no solo lleva el nombre del gran campeón navarro si no que en su palmarés cuenta con ilustres nombres que no hacía posible que para los amantes del ciclismo en 2014 se viese interrumpida, y es que en los últimos años nombres de la talla de Dani Moreno, Samuel Sánchez, Joaquim Rodríguez o Stefano Garzelli  han vencido al lado de la ya citada Basílica, pero que ya tenía en sus anteriores denominaciones a corredores como Juan Fernández, el propio Miguel Induráin, Pedro Delgado, Julián Gorospe, Alez Zülle o Paco Mancebo. Y aunque las instituciones públicas con el Gobierno Foral de Navarra a la cabeza se desentendieron de la carrera, el sector privado no dejó caer la prueba en saco roto, y entre el Banco Santander de Navarra, Abarca Sport y Los Arcos Motor Sport han permitido que el sábado podamos disfrutar del ciclismo de altura en las carreteras de su comunidad.

EDICIÓN 2013

El corredor esloveno Simon Spilak dio una auténtica exhibición en la edición del año pasado. Entrando a formar parte de la fuga del día en el comienzo de la prueba y llegando en solitario a la línea de meta sacando más de minuto y medio a Igor Antón que fue segundo y a Peter Stetina que fue tercera. El gran favorito, Alejandro Valverde, terminó cuarto. Spilak se destacó de la fuga junto con Beñat Intxausti y Rohan Dennis a más de 50 kilómetros de la llegada, a los que también descolgó finalmente en la ascensión a Lezáun, para llegar con un amplio margen a la subida a Puy donde no tuvo ningún problema para alzarse con la victoria.

RECORRIDO

Serán 187 kilómetros los que se deberán cubrir  con salida y llegada en la localidad de Estella.  Un trazado ya bastante conocido por todos con los puntos determinantes estarán en las ascensiones a Guirguillano, de primera categoría, a Lezáun, de segunda, y la subida final al «muro de Puy», de tercera pero que tiene rampas cercanas al 15%. Este año serán 6 puertos los que se deberán de subir, cuatro de segunda categoría como son Arradia, Eraul  por dos veces, la segunda de ellas situado a apenas 12 kilómetros de la meta y el ya mencionado Lezáun, más el puerto de primera del Guirguillano y la meta situada en la Basílica de Puy donde normalmente vemos resolverse la carrera.

perfil navarra

 

 

FAVORITOS

La prueba estellesa siempre ha contado con una buena nómina de corredores importantes que se pudieran disputar la victoria. Este año, para variar, seguirá ocurriendo lo mismo, pues las rampas de la Basílica del Puy acogerán a un Alejandro Valverde, señalado por todos, que buscará su enésimo triunfo de la temporada. No dejemos de lado al ganador de la edición anterior, Simon Spilak, que tendrá en Serguei Chernetskii a su mejor escudero. Las bazas del Movistar Team no serán ni una, ni dos, ni tres. Los Izagirre, los Herrada, Anton y compañía asustan, y tendrán la carrera controlada en todo momento. Cerramos la lista de los World Tour con un Garmin que contará con uno de los corredores que ya sabe lo que es ganar en Estella, Fabian Wegmann, y uno de los valores al alza del pelotón internacional, Tom Jelte Slagter. No parece la llegada adecuada para Luis León Sánchez, pero de sobra son conocidas sus cualidades y no nombrarlo sería de mal gusto. No faltarán a la cita jóvenes valientes de entes menores, como pueden ser  Jaime Rosón, Mikel Mínguez o Jesús del Pino.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.