Josep Betalu: «Estamos en un fin de ciclo y hay que reciclarse porque el sistema no funciona»

0

Tú, mejor que nadie, podrías definirnos el término de corredor ‘todoterreno’. Carretera, ciclocross, e incluso te atreviste con la Bilbao Extreme de BTT. ¿Cómo fue tu experiencia en la Bilbao Extreme con una bicicleta de ciclocross?
La verdad es que me lo pasé muy bien en la Bilbao Extreme. Con todos los que hablaba me decían que era imposible hacerlo con esa bici y encima les decía que el reto no era hacerla sino ganar. Me trataban de “flipado” y la verdad es que un poco sí lo estoy, pero con fundamentos (Risas). Sufrí dos pinchazos que me privaron de la victoria y aun así hice segundo por delante de gente muy buena. Lo mejor fue ver la cara de la gente cuando me vió pasar por meta con aquella bici. ¡¡¡¡¡Soy un hombre de retos!!!!!!

Te vemos ganar en carretera y en ciclocross, en puertos, cronos o en sprints. ¿Cómo se puede ser competitivo en todas las modalidades y en todos los terrenos? ¿Cuál es tu terreno preferido?
Se me dan bien todo tipo de terrenos, pero esto no es por arte de magia, es porque entreno en todas las disciplinas y en todas las situaciones. Si quiero subir rápido pues hago puertos, cuando tengo una crono saco la cabra todos los días, si quiero sprintar pues esprinto en todas las señales y así….. Es cuestión de entrenar, tener autocrítica y creer en uno mismo, los límites están donde uno se los pone. La bici es muy psicológica y si tienes la mente ordenada puedes llegar lejos. En cuanto a mi terreno preferido, cada día lo tengo más claro, el barro del CX.

Centrémonos en el 2013. Repetiste victoria en la Vuelta a Castelló, y además te llevaste el Trofeo San Jorge. ¿Cumpliste con tus objetivos? ¿Esperabas obtener algún triunfo más?
La verdad es que estoy contento con los resultados del 2013, pero esperaba más. Tuve la mala suerte de sufrir una lesión en el glúteo que me mermó mucho, hasta el punto de tener que parar casi un més en verano sin hacer nada. En septiembre volví fuerte y disputé todas las vueltas con buenos resultados, pero sin victoria. Ganar es siempre difícil.

La temporada de ciclocross también te ha ido de maravilla. Manlleu o Vic te vieron levantar los brazos, y habiéndote coronado campeón catalán, ¿te puedes dar por satisfecho con tu paso por el barro?
Yo no diría una maravilla, creo que hice una temporada de ciclocross buena. El problema es que soy nuevo en esto del barro y mis rivales tienen una experiencia muy superior a la mía. Empecé cometiendo muchísimos errores que iba puliendo carrera tras carrera. Mi forma física no se reflejaba en los resultados, corregía un fallo y cometía otro, en el CX no solo es cuestión de estar fuerte, hay muchísimos más factores determinantes. Terminaba las carreras y las analizaba jundo a Carlos (mi auxiliar) para no volver a fallar. Me dolió mucho perder los podios de Igorre y Valencia por dos caídas (eso fue mala suerte) y después cogí un virus dos semanas antes del campeonato de España que me dejó K.O. En Segorbe siguió la mala racha, mala salida y después pinchazo que me relegó a la séptima posición. Pero todas estas situaciones me han echo más fuerte y se que en la próxima temporada estaré competitivo desde la primera carrera. Soy muy ambicioso.

Dejas la disciplina del GSport para pasar al CKT-UAM. ¿Cómo y por qué se da esta situación?
El cómo era porque tenía muchas ofertas para correr en diferentes equipos y disciplinas. Los porqués han sido varios, el principal era volver a correr con uno de mis mejores amigos dentro y fuera del pelotón, Ibon Zugasti. El económico (tuve una oferta irrechazable), y también porque mi director David Padilla, me da libertad en muchas cosas, como correr MTB con mis sponsors personales, poder fichar en el equipo gente de mucha confianza y un calendario internacional. A todo esto disponer de todo el material que quiera, bici de crono, bici de entreno, bici para correr, todo tipo de ruedas de carbono y un largo etcétera. Un cambio muy grande respecto al equipo del año pasado. El CKT-UAM-MONTON es un equipo élite/sub-23 con una infraestructura muy profesional.

¿Qué puede aportar Josep Betalu, a sus 36 años, al CKT-UAM y al ciclismo? ¿En qué vas a enfocar tu año?
Creo que aportaré buenos resultados, buen ambiente y poder enseñar a los chavales como hacer bien las cosas, evitando que cometan los errores que yo hice. Enfocaré el año a correr solo las carreras que me gusten, también correré pruebas como la Titan Desert y algunas más que iré comunicando. A partir del verano mis carreras serán de preparación para el CX y correré para que puedan ganar otros compañeros de equipo, sin tener presión.

¿Qué piensas cuando ves a los más jóvenes dejarse la piel desde el kilómetro uno, en busca de una oportunidad para dar el salto al profesionalismo? ¿Se puede arreglar la situación actual?
Cuando veo a los chavales darlo todo pienso que, sí, es muy difícil llegar a pros, pero si no se intenta es imposible. Mi consejo es que disfruten de lo que hacen y que sigan los estudios o formaciones paralelas al ciclismo y no centrarse solo en dar pedales, necesitas una válvula de escape pare evitar volverte loco. La situación actual no creo que se arregle, estamos en un fin de ciclo y hay que reciclarse porque el sistema no funciona.

Por último. ¿Nos puedes adelantar algo de tu calendario?
Empezaré corriendo algunas carreras en Catalunya tanto en ruta como en mtb, después viajaré a África para correr Tour de Marroc y Titan Desert. Tengo otras carreras confirmadas como el Memorial Momparler que me ilusiona muchísimo y muchas otras que confirmaré más adelante.

Por Borja Iturria (@biturr7) y Ángel Vivar (@Lejotinho)

Imagen: alex-soro.blogspot.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here