Llamados a dominar el sprint esta temporada

0

Mark Cavendish
Hablamos del hombre que a los 26 años ya era considerado el mejor velocista del mundo y posiblemente el mejor de la historia. No solo por sus victorias en las carreras más importantes del mundo, sino más aún por su aceleración, temida por todos los sprinters del pelotón. Mark era visto como invencible.

Ahora acumula 28 primaveras y en 2014 hará 29. Ateniéndonos a la mayoría de los corredores, Mark debería estar pasando ahora por su mejor momento como ciclista, y aunque sigue cosechando logros, no es el caso. A pesar de que la última campaña no fue del todo mala, «solo» se saldó con dos victorias de etapa en el Tour de Francia. En 2012 fueron tres, cuando en años anteriores supo deleitarnos con hasta cinco triunfos de etapa en una misma ronda gala, como fue el caso de 2011.

En los dos últimos años se ha visto superado por André Greipel en primera instancia, quién fuera su rival desde siempre y nunca lo hubiese batido. En 2013 fue Marcel Kittel quién nos sorprendió a todos, superando al británico en todos los mano a mano. El joven Peter Sagan también sabe ya lo que es batir a Mark Cavendish.

Para la próxima temporada debemos contar con Mark para alzar los brazos en las llegadas masivas del Tour, y dependiendo del calendario que escoja, tal vez en el Giro o La Vuelta. Resulta un tanto incierto si conseguirá volver a su máximo nivel, y lo peor de todo, poder con las nuevas figuras emergentes del pelotón, ya nombradas anteriormente. Pero aunque no haya logrado últimamente cifras realmente significativas, si revisamos su palmarés, encontramos 25 victorias de etapa en el Tour de Francia. 25 victorias en la carrera por excelencia del ciclismo son muchas, muchas victorias. Solo queda por detrás del gran Eddy Merckx en triunfos de etapa en la ronda gala. Además tiene el mundial de Londres de 2011 en su bolsillo, añadiendo otras 18 victorias de etapa más entre Giro y Vuelta, una Milán-San Remo…

Por tanto, teniendo en cuenta esto y que en 2 años a pesar de haber bajado el nivel se haya llevado 5 victorias en el Tour de Francia, es obligatorio incluirlo en los favoritos para dominar los sprints.
Repasando un poco su historia, nos referimos a otro británico pasado desde jovencito del mundo de la pista a la carretera, desde el principio nos deslumbró con su punta de velocidad. Comenzó sus andadas por T-Mobile allá por 2006, en 2008 recaló en las filas del Columbia, donde permaneció hasta su desaparición en 2011 (cuando se denominaba HTC), en lo que sería su mejor año como profesional. Después probó suerte en Sky, donde compartir equipo en el Tour con Wiggins y tener que buscarse la vida en los finales no le convenció nada. De momento hará 2 años en el OPQS, donde tiene un conjunto por y para él. En principio comparte galones con Tom Boonen, pero la mala temporada del belga (sobre todo por culpa de las lesiones) le ha dado dominio total en el equipo.

Mark es un tipo que acostumbra no solo a ganar en citas importantes, sino que reparte sus triunfos durante prácticamente todo el año. Le agradan carreras tipo Tour of Qatar, Tour of Britain, Tour of Oman o Tour of Denmark; pequeñas vueltas con jornadas totalmente llanas donde no ha acostumbrado a tener rivales siempre que va… Esperamos pues verle ganando en volatas de carreras de una semana de cara a 2014 para coger confianza antes de las citas más importantes del calendario.

Marcel Kittel
kittelyelloMarcel Kittel es la máxima expresión del buen hacer del conjunto Argos. Sin duda el alemán es el mejor reflejo de lo cómo trabaja el equipo neerlandés: cuidando a sus corredores desde la base y dándoles lo necesario para explotar su potencial y hacerles llegar a la cima del ciclismo mundial. En progreso similar están corredores como Degenkolb, Sinkeldam, Mezgec, Barguil, Aarndt, van Rensburg y seguro que alguno más que se me escapa. Kittel llegó del Thüringer Energie, equipo de dónde han salido corredores como Tony Martin, Degenkolb, Gretsch, Matzka o Sütterlin, reciente fichaje de Movistar. Es más, el equipo filial que ha sacado este año el conjunto holandés está íntimamente relacionado con este conjunto, ya que el encargado de dirigir el filial es el que hasta ahora ha llevado al Thüringer, exportador de talentos teutones.

Este año, Kittel comenzó su temporada en Australia, donde como toda estrella, tuvo una actuación poco reseñable. Más bien se lo tomó como preparación. Posteriormente dejó algún destello en Omán llevándose una etapa. El resto de etapas no eran las mejores para él, por lo que pasó el resto de la carrera viendo los toros desde la barrera. En París- Niza más de lo mismo: en la primera etapa no pudo disputar el final, la segunda la ganó, y de nuevo a la nevera a dejar pasar los kilómetros. Entramos ya en abril, ya Kittel sí tiene el punto de forma que necesita y se adjudica la Scheldeprijs por delante de Cavendish.

En Turquía le levanta tres etapas a Greipel. Más allá de los resultados, este mes Marcel da un golpe muy importante de autoridad, dejando a sus dos máximos rivales sentados en esas pruebas. Finaliza su primera parte de la temporada ganando dos de las tres etapas del Tour de Picardie. Solo en una etapa el francés Coquard pudo batir al alemán. Nos vamos a junio, antesala del Tour. Marcel se impone en la Garmin ProRace Berlin, prueba dónde competía Greipel. Posteriormente se cruzan por primera vez en la temporada los caminos de Cavendish, Greipel y Kittel en el Ster ZLM Toer. La primera etapa era un prólogo al que no damos relevancia, en la segunda para asombro de los 3 vence el corredor de Belkin Theo Bos, en la tercera vence Kittel seguido de Greipel y Cavendish, la cuarta vuelve a no ser buena para ellos, y en la última de nuevo les sorprende otro corredor, en esta ocasión Ligthart de Vacansoleil.
Nada mal para Kittel, de momento ningún rival «directo» (entiéndanse por rivales directos a Greipel y Cavendish) le ha conseguido levantar ninguna etapa. Nos vamos así con buenas sensaciones al Tour tras unos nacionales en los que Greipel ganó pero Kittel ni disputó ya que esa carrera la tenían guardada para Degenkolb.

En la primera etapa de la ronda gala, Kittel saca todo su potencial: se lleva la 1.ª etapa y se viste de amarillo. Las etapas posteriores no eran las adecuadas para los sprinters, por lo que saltamos al día de Marsella, etapa 5. Terreno pestoso donde gana Cavendish y Kittel llega a 10 minutos. No le preocupa, no es su terreno, él no trae marcada ese tipo de etapas. Etapa 6, victoria de Greipel, Kittel finaliza 3.º, Primera volata que le consigue levantar Greipel (estamos hablando del 4 de julio, media temporada ha necesitado el de Lotto Belisol para batir a Kittel). Seguimos, en esta ocasión saltando hasta la etapa 10.

Un herido Kittel vence por delante de sus máximos adversarios, victoria que repetiría en la etapa 12. La etapa 13 fue la famosa de los abanicos, que venció Cavendish, pero ninguno de los alemanes llegó en el grupo de cabeza. De ahí ya hasta los Campos Eliseos, donde de nuevo Kittel levanta los brazos.

Resumiendo, en un mano a mano, Mark Cavendish no ha conseguido superar a Kittel en 2013, mientras que Greipel solo lo ha conseguido hacer en una ocasión. Eso sí, en el Tour de Francia.

André Greipel
greipelguiaUn año más, la suerte del equipo Lotto Belisol estará en las piernas de André Greipel. Esto quedó evidente el año pasado, cuando tras la caída de van den Broeck, tan solo Greipel y en menor modo Debusschere, consiguieron darle presencia al conjunto belga. El potente sprinter, al que apodan el gorila por su fibrado aspecto, es un tío muy carismático que a pesar de su aspecto, según lo que vemos del equipo Lotto, se tiene ganados a sus compañeros y no duda ni un segundo a la hora de bromear. Es más, internamente debido a que es un corredor muy musculado le apodan con aires un poco burlescos Popeye. Greipel ha pasado por dos épocas en su carrera ciclista, además muy diferencias. De una a otra ha conseguido quitarse, más allá de los resultados, el cartel de gregario de Cavendish, algo que siempre lastraba un poco al alemán. Los resultados de André compartiendo equipo con Mark y sin él, son similares. Lo único que cambia es que ahora disputa las carreras del calendario que él quiere, y psicológicamente, el hecho de no estar vinculado a Cavendish también parece que le ha hecho madurar.

Greipel pasó a profesionales en 2005 con el conjunto Wiesenhof. Gracias a sus buenas actuaciones, e incluso alguna que otra victoria, T-Mobile puso sus ojos en él. Tras un primer año más bien discreto, llega al equipo un tal Mark Cavendish y el equipo puso a su disposición un treno dónde estaba el propio Greipel, Eisel o Ciolek entre otros. El amigo André no tuvo sus oportunidades, y se lo hizo saber al equipo. Al año siguiente, ya como corredor del equipo HTC-Columbia, le dieron el Tour Down Under para probarle, y gana 4 de las 6 etapas de la carrera, incluida la general y empieza a destacar, lo que le hace coger galones y poder empezar a sumar victorias, entre las que destacamos una del Giro. En 2009 da un paso adelante y se lleva la friolera de 20 victorias, 4 de ellas en la Vuelta a España. Al año siguiente mantiene su marca, incluyendo una etapa del Giro o la general del Tour Down Under por segunda vez en su carrera. En 2011, por fin, finaliza su relación con Cavendish, y Greipel ficha por Omega Pharma-Lotto. El duelo estaba servido: Greipel y Cavendish, los dos grandes dominadores de la especialidad iban a rivalizar por primera vez en la vida.

Para desgracia del alemán, Cavendish estaba por encima de él, era el hombre de moda y el 90 % de enfrentamientos sonreían al británico. Sin embargo, Greipel consiguió arañarle una victoria en el Tour de Francia, consiguiendo ese triunfo que le hace entrar en la lista de corredores que han ganado en las tres grandes. Ese año Greipel consiguió 8 victorias, pero Lotto confía en él, se lo lleva cuando se dividen Omega y Lotto y le asienta un calendario fijo que son siempre: Tour Down Under, Tour de Turquía y Tour de Francia. Obviamente compite más carreras pero eso ya iría en función de compromisos del equipo, y así lo ha hecho hasta ahora. Al año siguiente Greipel vuelve a sus 19 victorias, pero esta vez tres de ellas fueron en el Tour, por delante de Cavendish. Y aunque el británico se llevó alguna etapa, la sensación era de que el aprendiz estaba empezando a superar al maestro. Greipel, quien fuese lanzador de Mark, le mojó la oreja en la carrera más importante para él en esa temporada corredor de Sky.

Dos hombres muy diferentes de quienes les conocen dicen que no se aguantan. Greipel es un corredor que sabe acatar cualquier orden y sabe perder sin buscar excusas, Cavendish en ese sentido está mucho más mimado y no tiene problemas para rajar de su propio equipo o incluso darle un cabezazo a un rival si se presta necesario, pero no nos desviemos del tema. Con esto nos plantamos en esta temporada, donde Greipel ha conseguido 13 victorias, incluida una del Tour, pero con un pequeño matiz. En el Tour, ya no domina ni Cavendish, ni Greipel. Cual tsunami ha llegado Kittel, por lo que tanto el maestro como el aprendiz deben espabilar.

Autores:
Ángel Vivar | @Lejotinho: Marcel Kittel y André Greipel
Pedro Valverde | @PedroBalaVF: Mark Cavendish

Descubre muchos más análisis de corredores en nuestra Guía UCI

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here