Victor Etxeberria: «Me ilusiona el hecho de disputar carreras más largas»

1

Victor Etxeberria (Estella, 1993) es el segundo navarro que formará parte del conjunto continental Euskadi en esta temporada 2014. Campeón nacional Junior en Ruta en el 2011, será el componente más joven de la plantilla. No obstante, esta no será razón suficiente para catalogarlo como principiante, ya que tuvo ocasión de medirse con profesionales a finales de la campaña anterior, cuando la Fundación le dio la oportunidad de correr como stagiaire en dos carreras. A pesar de que los resultados no le han acompañado en el 2013, su nivel ha ido aumentando, y su reciente fichaje por el Euskadi lo corrobora.

Sorpresa o no, te has hecho un hueco en el equipo continental del Euskadi con sólo 20 años. ¿En qué piensas cuando ves que eres tú el elegido para pasar a profesionales, viendo el panorama actual del ciclismo?

Ha sido una sorpresa inmensa, es una oportunidad única de seguir aprendiendo y progresando en este deporte, en mi pasión, y todo gracias al gran trabajo que realizan desde la Fundación Ciclista Euskadi y al esfuerzo de Miguel Madariaga. Por ello, creo que tal y como están las cosas, y viendo que aún en la misma Fundación Euskadi las cosas económicamente no están demasiado bien, me siento, sin duda, un privilegiado.

A pesar de todo, tu presencia en el equipo no es una situación nueva para ti. El año pasado tuviste la oportunidad de correr con ellos. ¿Qué tiene Victor Etxeberria para que se hayan fijado en él para formar parte de un grupo tan selecto?

El año pasado confiaron en mí y me dieron la oportunidad de poder correr dos carreras con ellos, algo por lo que les estoy enormemente agradecido. He intentado hacer las cosas lo mejor que he podido en todo el tiempo que llevo con ellos, me he entregado al equipo siempre que ha hecho falta, es decir, he intentado ser lo mejor corredor posible y he intentado siempre aprender de sus consejos para poder llegar a ser un ciclista mejor. La verdad es que si he progresado ha sido en gran medida gracias a la Fundación. Creo que han decidido que estoy preparado para dar el salto y me han dado la oportunidad.

Este año (2013) se te ha visto un poco más apagado que el anterior, quizás por la gran campaña realizada por otros compañeros. ¿Esperabas, aun así, la llamada de la fundación para correr como stagiaire?

No esperaba la llamada, ya que no sabía que se harían stagiaires hasta el día en que me lo comunicaron. Sí que es verdad que quizás no he tenido los puestos conseguidos en mi primer año pero como todos sabemos el ciclismo no es solo ganar, es mucho más que eso, y creo que mi nivel de este año anterior ha sido superior al del primer año en sub23. A pesar de no lograr tantos éxitos como el primer año, en carreras de nivel me he defendido mejor y he dado mejor nivel que el año anterior.

Todos los amateurs que corren por primera vez con profesionales hablan de la diferencia existente en las carreras. ¿Cómo viviste el Tour de Gevaudan?

Es verdad que existe un punto más de velocidad en el pelotón, la manera de correr es diferente, se corre un poco más controlado pero cuando toca apretar, se aprieta más que en amateurs. Para mí Gevaudan fue una experiencia en la que pude comprobar que eso es así realmente, pero creo que hay veces que se exagera demasiado.

Terminar el 53º en tu primera toma de contacto con los profesionales es un resultado, cuanto menos, ilusionante. ¿Qué sentiste al finalizar la carrera? ¿Te ayudó para ver de forma más positiva la temporada realizada?

El primer día no fue un buen día. Salí atascado y por causas que desconozco no di mi nivel, me quedé un poco frustrado pensando que quizás aquello sería demasiado. Pero en cambio, el segundo día di mi nivel, me encontré a gusto, las sensaciones acompañaron y las piernas respondieron. Pude gozar de atacar en un puerto junto con un compañero de equipo y enlazar más tarde con la fuga del día. Fuimos cazados en el último paso de montaña y me quedé muy cerca de entrar con los primeros. Creo que ahí pude comprobar de verdad cuál es mi sitio en el campo profesional, y la verdad es que con entrar en el segundo grupo después de haber estado fugado, me quedé más que satisfecho.

Tu juventud podría suponer una losa para muchos. ¿Cómo afrontas tu primer año en la categoría? ¿Será un año de aprendizaje o lucharás por dar la cara y dejarte ver lo antes posible?

Será sobre todo un año de aprendizaje, de aprender de los mayores y de los de mi alrededor, pero sobre todo de ayudar al equipo en todo lo que pueda a conseguir resultados. Me entregaré para lo que haga falta e intentaré ayudar en todo lo que pueda.

Está claro que ganas y energía no te van a faltar. ¿Te ves con la madurez suficiente como para aguantar el ritmo y la distancia de la categoría?

Me ilusiona el hecho de disputar carreras más largas ya que en amateurs las distancias son muy cortas. Disfruto más en distancias largas y cuando hemos podido correr carreras duras y largas en amateurs he disfrutado más que en otras que no eran tan largas y eran más explosivas. Veremos qué nos depara el año.

¿Qué objetivos te marcas para tu año de neoprofesional? ¿El equipo te ha propuesto alguna meta en particular? ¿Cuál sería tu sueño para este 2014?

El objetivo principal es seguir progresando, y sobre todo ayudar a los compañeros de equipo en todo lo que pueda. Poder progresar como ciclista.

¿Crees que el paso por el Euskadi te puede abrir puertas a la selección de cara a citas internacionales como los Europeos, el Mundial o el Tour del Porvenir?

No creo que por el hecho de estar en el Euskadi pueda tener más opciones, o por lo menos, no debería de ser así. Esas opciones deberían ser juzgadas por el nivel del corredor. En amateurs también hay mucha gente con un nivel excelente para quienes correr ese tipo de carreras es un escaparate impresionante de cara al futuro. Creo que si doy el nivel mereceré estar, sino el puesto debería ser para otro.

Las dificultades que han pasado los diferentes equipos para asegurarse su continuidad para la siguiente temporada han supuesto un duro golpe al ciclismo. ¿Cómo animarías a los patrocinadores a apostar por este deporte?

Es verdad que la situación no es la más adecuada. En la Fundación a pesar de haber podido sacar equipo amateur y continental sigue habiendo problemas económicos y ahora más que nunca es necesario el apoyo tanto de los patrocinadores como de los socios. Creo que el ciclismo es un deporte que aunque en este momento no esté en su máximo esplendor levanta pasiones. Quizás no sea el deporte estrella como el futbol, pero la gente de la calle se entera de las noticias de ciclismo, creo que es algo por lo que se debería apostar más a menudo. Puede que esta situación venga dada por los casos de dopaje que han salpicado años atrás a este deporte, pero creo y quiero creer que, ahora, más que nunca, podemos hablar de un deporte limpio y por ello más patrocinadores deberían apoyar este deporte tan bonito.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here