La Vuelta sigue igual por Francia

0

Llegó una de las etapas claves de esta Vuelta a España y como diría nuestro Julio Iglesias “La vida sigue igual”, eso sí, disfrutando como niños pequeños de lo que nos ofrecieron en el día de hoy los ciclistas. Alexandre Geniez (FDJ) se hizo con la etapa que finalizaba en Peyragudes. Etapa Tour. Homenaje al Tour, y un corredor francés de un equipo francés se llevó la victoria después de una épica cabalgada en otro día de grandísimo ciclismo en esta Vuelta. Entre los hombres importantes se sucedieron uno tras otros más de 15 ataques en la ascensión a Peyresourde, pero ninguno de ellos llegó a fraguar llegando a la línea de meta los cinco primeros de la general juntos por lo que no sirvió una de las etapas reinas de esta edición para sacar nada en claro.

Comenzaba el día con las dudas que nos dejó la gran exhibición de ayer en La Gallina, con multitud de bajas como Luisle, Basso, Gilbert, Tony Martin o Stybar entre muchos. El frío de ayer se clavó en los huesos de muchos y toparse con la etapa más larga de esta edición con 225 kilómetros desde Andorra hasta Peyragudes al día siguiente igual ya era demasiado.

En este río revuelto el que mayor partido sacó fue Geniez que supo llevar a buen puerto la escapada del día que ya en el penúltimo puerto del día, El Col du Port de Balés, dejaba atrás al otro superviviente, Cardoso del Caja Rural, viendo que por detrás entre los hombres importantes la cosa se ponía seria con el ataque que esta subida a más de 30 kilómetros de la meta llevaba a cabo uno de los mayores perjudicas de La Gallina, Nicolas Roche (Saxo-Tinkoff). Ataque valiente el del irlandés que sacaba una interesante ventaja sobre sus rivales y que además contaba con la ayuda de dos compañeros por delante, Zaugg y Majka. Finalmente el ataque no le iba a reportar mucho beneficio porque apenas sacaría más de 10″ en meta al resto de favoritos de la general, pero apuestas como la suya son de aplaudir por todos los que disfrutamos de este deporte.

Con este ambiente y viendo que Pinot también decidía poner ritmo en la bajada de Balés llegabamos al comienzo del último de los cuatro puertos de primera categoría que se ascendía en el día de hoy, Peyresourde (tras Cantó, Bonaigua y Balés). Por delante Ganiez seguía a lo suyo sin aminorar su ritmo incluso aumentando la ventaja con un grupo de perseguidores de corredores de mucho caché como Scarponi (Lampre), Garate (Belkin), David Arroyo (Caja Rural) o José Herrada (Movistar). Y por detrás nada más empezar la subida Dani Moreno se ponía al frente del grupo. Su arreón dejaba el grupo en 10 unidades con Samuel Sánchez que ya había pasado ciertos problemas en el primer puerto del día, haciendo la goma durante toda la subida, y que a pesar de las sensaciones al principio de la jornada, acabaría la misma dentro del top ten de la general. El primero de los ataques serios lo llevaría a cabo Alejandro Valverde. El primero y el único, ya que a su ataque respondió el líder de la Vuelta, al que sólo pudo seguir en un principio Horner. Al murciano le pesó el resto de la subida el toque de atención que le dio Vincenzo Nibali. Tras volverse a unir de ahí hasta la cima se sucedieron los ataques de casi todos, Purito, Urán, Pinto en incontables ocasiones y hasta Samuel Sánchez saltó un par de veces sin ser el de hoy su mejor día. A todas estas Roche seguía con ventaja por delante.

Con este continuo tira y afloja se llegó a la cima del Peyresourde, donde Geniez ya tenía la victoria en el bolsillo a pesar de que todavía quedaban los últimos 4 kilómetros duros de subida hacía Peyragudes. El francés llegaba con sobrada ventaja a la etapa del Tour de esta Vuelta para regocijo de los franceses. Scarponi llegaba segundo y tercero sería Roche culminando un bárbaro ataque a la antigua usanza, a pesar de que el premio cosechado no fuera lo suficientemente justo con lo gallardo de su intentona. A pocos segundos llegaría el quinteto encabezado por el líder del Astana, Nibali. Quinteto de los primeros cinco de la general que generó el abuelo americano de esta Vuelta, Chris Horner al imponer un ritmo brutal en los últimos kilómetros haciendo que Pinot, Samuel o Konig perdieran contacto definitivamente con el grupo de favoritos. Sí aguantaron Purito, Valverde y Pozzovivo.

Mañana última de las etapas de la trilogía pirenaica de la Vuelta con una jornada más corta de lo habitual, 147 kilómetros entre Graus y el puerto de primera categoría de Sallent de Gallego, camino de la estación de esquí de Formigal. Veremos si mañana los ataques vuelven a la Vuelta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here