El “tiburón” Nibali pega su primer bocado

0

Comenzó la Vuelta a España y lo hizo a lo grande en un marco incomparable, saliendo desde el interior del Océano Atlántico apoyados por una batea para alcanzar después de 21 etapas la capital madrileña. 27,4 kilómetros separaban la localidad de Vilanova de Arousa y Sanxenxo (Pontevedra), con un trazado con mucha más miga de lo que se esperaba por donde tuvo lugar esta primera crono por equipos de la que salió vencedora la formación kazaja del Astana de Nibali, con su compañero esloveno, Janez Brajkovic como primer líder de la ronda española por segunda vez en su carrera, tras lograr lo propio en el 2006.

A las 18:48 comenzaban a rodar los primeros corredores del conjunto NetApp Endura dando el pistoletazo de salida a esta 68º edición de la Vuelta a España, para que unas dos horas después llegara a meta la última escuadra en salir, el Astana, y marcase el mejor tiempo, parando los cronómetros en 29:59. Diez segundos mejor que el conjunto de Leopard que encabezado por Espartaco (Fabian Cancellara) había logrado superar a la formación de su gran rival, Tony Martin, Omega Pharma-Quick Step, que durante gran parte de la etapa había sido el mejor tiempo en la línea de meta.

Diferencias importantes las que ya se han marcado en esta primera etapa ya que entre el equipo de Nibali y el Cofidis, que ha sido el más lento en el día de hoy, ha habido casi dos minutos de diferencia. Distancia poco habitual en esta disciplina teniendo en cuenta de que no estamos hablando de un kilometraje nada elevado. En cuanto a los nombres propios de la carrera, no cabe duda que el siciliano del Astana ha sido el mejor parado en el día de hoy, con los colombianos del Sky, Urán y Henao, perdiendo 22″, Alejandro Valverde a 29″, Kreuziger a 32″, Purito a 59″ o Samuel Sánchez a 1´14″, por lo que ya son diferencias interesantes las que se empiezan marcando, teniendo en cuenta que nos quedan por delante 11 finales en alto, una crono individual y bonificaciones en todas las etapas. Eso sí, queda mucha, mucha Vuelta.

Para mañana el primero de esos 11 finales en alto, con salida en Pontevedra y llegada al Alto da Groba (Baiona) de 177,7 kilómetros, por lo que mañana esos nombres propios ya deberán mostrarse a las primeras de cambio con la subida final a un puerto de primera categoría inédito para la Vuelta de 11 kilómetros de longitud y con sus 2 últimos kilómetros al 9%. ¡Vayan cogiendo sitio en el sillón!

Clasificación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here