La neerlandesa de Argos – Shimano (aunque está corriendo representando a la selección de su país), Kirsten Wild, se ha impuesto al esprín de la primera etapa del Giro Rosa 2013, de 117,8 kilómetros entre Giovinazzo y Margherita di Savoia.

Etapa atípica, ya que no se produjo ninguna escapada reseñable y la emoción estuvo en todo momento en el pelotón. Marianne Vos (Rabo  – Liv Giant) se llevó los puntos y los tres segundos de bonificación en el primer esprín intermedio de la jornada, situado en la localidad de Bitonto. A 88 kilómetros e meta se coronaba el único puerto de montaña puntuable en esta primera etapa, en Terlizzi, un puerto de tercera categoría del que Valentina Scandolara (MCipollini – Giordana) demostraba una vez más sus dotes como escaladora y llegaba primera a la cima, poniéndose así como primera líder de esta clasificación, lo que le da derecho a vestir la maglia verde en la segunda etapa. En ese punto seguíamos sin tener fugas, lo que permitió que Marianne Vos volviera a luchar en el segundo esprín intermedio por la bonificación de tres segundos, que logró de nuevo. Finalmente, en la última vuelta al circuito final, Kirsten Wild demostró su valía en el esprín de meta, logrando la victoria sobre la propia Marianne Vos y sobre Marta Tagliaferro. Gracias a esas bonificaciones obtenidas por la campeona del mundo a lo largo de la jornada, se pone primera líder de la general. En el resto de clasificaciones, Scandolara es líder de la montaña, como comentábamos antes; Leth Julie (Hitec Products – UCK) es la mejor joven; la ganadora de etapa Wild es líder de la regularidad; y Tagliaferro lidera entre las italianas.

Las españoles no tuvieron un papel destacado en la primera etapa. La mejor fue Irene San Sebastián (Bizkaia – Durango), que finalizó decimoséptima.

Foto: Argos – Shimano

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.