Resto de favoritos

0

El Tour de Francia se hace centenario. Este año se cumple la edición número 100. Cien años de la carrera más importante del calendario ciclista, carrera marcada en rojo en las agendas de algunos de los más grandes del pelotón. El vencedor quedará en la historia del ciclismo, Muchos son los corredores que quieren inscribir su nombre en letras doradas como vencedor en el centenario de la carrera.

Los equipos ponen en liza a sus mejores bazas, en post de conseguir la gloria que da un Tour de Francia. Los mejores corredores estarán presentes en la salida en Córcega. Los favoritos para alzarse con la victoria final son muchos. El inglés Chris Froome, máximo favorito en todas las casas de apuestas, el pinteño Alberto Contador, antiguo dominador de la carrera que quiere volver a reinar, el veterano Cadel Evans, vencedor en 2010 o los españoles Joaquim Rodríguez y Alejandro Valverde, eternos aspirantes con ganas de reivindicarse  en el Tour, son los hombres que en principio parten con ventaja para hacerse con la victoria, pero muchos son los rivales que intentarán impedírselo.

Por primera vez en muchos años, los locales cuentan con corredores de calidad, corredores que quieren dar una alegría a un país necesitado de ello en su carrera. Dos son los hombres que destacan por encima de ellos. El primero es Thibaut Pinot, prometedor correderor de la FDJ, que la temporada pasada ya venció en una etapa y consiguió un meritorio décimo puesto en su primera participación. Este año ha dado un salto enorme, pasando de gran promesa a una firme realidad. Grandes actuaciones en carreras como la Volta o el Tour de Suiza, le convierte en un serio aspirante. El otro es Pierre Rolland, que llega de manera totalmente opuesta, Tras una temporada decepcionante, llega salpicado por polémicas sobre el pasaporte biológico y su rendimiento. El galo buscará reencontrarse con su nivel del año pasado, donde también hizo top-10 y venció en una etapa.

Los jóvenes valores no son los únicos que representarán a los anfitriones. Veteranos como Jean Christophe Peraud, líder de Ag2r, el carismático Thomas Voeckler, vencedor de la montaña, numerosas etapas y top-10 en la carrera, buscarán una clasificación general digna. Otros desatacados como Pierrick Fédrigo (FDJ), Christophe Le Mevel (Cofidis) o John Gadret (Ag2r) buscarán la presencia máxima en carrera, con escapas y buscando una victoria de etapa.

Fuera de la armada local, muchos los corredores que destacan para luchar por el Tour. Corredores potentes, de nivel y con buen rendimiento en el Tour. El nuevo equipo Belkin (ex Blanco) estará capitaneado por el holandés Bauke Mollema, promesa de la cantera oranje, que llega en buen nivel tras su buena vuelta a Suiza. Otro equipo potente como Astaná presenta un bloque sólido, donde destacan dos hombres Jakob Fuglsang y Janez Brajkovic. Otra pareja de líderes es la que presenta Euskaltel, con el vizcaíno Igor Antón y el navarro Mikel Nieve como hombres fuertes, que buscarán el top-10. El español Dani Navarro (Cofidis) es otro de los que aspira a dar guerra, después de muchos años como gregario, le llega su turno como líder del Tour.

Uno de los equipos que puede dar la sorpresa es Garmin Sharp, que presenta un equipo con dos corredores que pueden dar la sorpresa y optar a la victoria. El primero es el canadiense Ryder Hesjedal, que tras una temporada bastante aciaga, con un abandono incluido en el Giro, espera reivindicarse. El otro es el irlandés Dan Martin, que tras varias temporadas como promesa, parece que ha dado el salto definitivo y es un serio aspirante al Tour, tras una gran temporada, con grandes victorias como la general de la Volta, con victoria en Port Ainé o la Liège-Bastogne-Liéje.

Otros corredores parten con opciónes de dar guerra, aunque son toda una incógnita, por su mal rendimiento en las últimas carreras. Dentro de este grupo destaca un corredor por encima de todo. No es otro que el luxemburgués Andy Schleck.

Otras temporadas sería considerado como uno de los máximos favoritos para llevarse el Tour, pero pasa por uno de los peores momentos de su carrera, tanto en lo personal como en lo profesional. Incapaz de acabar una carrera durante casi un año, se ha arrastrado por las carreteras  como un corredor de nivel no debería. A su favor, completó la última carrera que completó y dio signos de mejora evidentes, acabando incluso entre los mejores. ¿Qué versión del luxemburgués veremos?

Más incógnitas encontramos con corredores como Robert Gesink, que trabajará para su líder, aunque podría ser uno de los favoritos si él quisiera. La dupla del Lampre-Merida también podemos incluirla en este grupo. Un Damiano Cunego que apuntaba mucho y se ha estancado, como muchos otros, y el polaco Przemyslaw Niemiec, que ha mostrado que puede ser un aspirante, aunque su estado de forma, después de un gran parón lo hace estar entre las incógnitas. Y por último Thomas De Gendt, tercero en el pasado Giro, carrera desde la que no ha vuelto a aparecer entre los mejores, con problemas de salud incluidos.

También habrá que estar atentos a corredores que en principio trabajarán para un líder, pero que esperarán su oportunidad en caso de que este no muestre el nivel suficiente. El norteamericano Tejay Van Garderen, mejor joven de la pasa edición esperará un posible desfallecimiento de su líder para asumir el mando.  En Movistar dos corredores buscarán también sus opciones, a pesar de trabajar para su líder. Nairo Quintana es uno. Tal vez la falta de madurez en carreras de tanto desgaste impidan su liderato, pero si conseguir sobrellevarlo, puede ser una alternativa a su líder. Al igual que Rui Costa, corredor que ha progresado mucho y reciente ganador del Tour de Suiza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here