Ni el pinchazo de una pancarta puede con Rui Costa


El ataque del portugués del Movistar Team, a falta de cuatro kilómetros para coronar el coloso Albulapass, junto con Tejay Van Garderen (BMC) y Bauke Mollema (Blanco), resultó decisivo a pesar de la inesperada barrera que formó la pancarta de los dos últimos kilómetros. El que si resultó favorecido por la sorpresa del día fue Mathias Frank que mantiene el liderato gracias en parte al frenazo que tuvieron que dar el trío de cabeza.

Una vez más costó formar la fuga del día, que no cuajó hasta pasados los primeros 60 kilómetros de la etapa, y estuvoi formada por 14 corredores entre los que destacaba la presencia de Luis León Sánchez, como hombre más destacado. La fuga logró mantener su ventaja, que llegó a ser de 5 minutos y medio hasta la base del Albulapass, a unos 30 km de meta, a donde llegaron con un minuto escaso.

En las primeras rampas del coloso Luis León intentó irse en solitario, pero el ritmo del pelotón no le permitió ganar demasiada ventaja y a pesar de mantener la cabeza de carrera junto al austriaco Prediler, los ataques de los hombres importantes en el pelotón acabaron con su aventura. Primero Dombrowski, y más tarde Scarponi junto a Stortoni fueron los primeros en intentarlo pero hasta que a cuatro kilómetros de la cima del puerto no atacó Mollema, no se rompió el grupo. Junto al holandés se fueron Rui Costa, Van Garderen y Pinot y los cuatro coronaron con 25 segundos de ventaja sobre el líder Frank.

En el descenso Rui Costa y Van Garderen se quedaron solos en cabeza, pero una inesperada barrera, la pancarta de los últimos kilómetros tirada en el suelo, les hizo frenar, lo que hizo que Mollema se reenganchara. En el sprint Rui Costa no dio opción a sus compañeros de fuga y se hizo con la victoria parcial.

Clasificación Etapa

Clasificación General

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *