La lucha por el maillot verde


Uno de los mayores alicientes de la temporada es conocer quién es el hombre que porta el maillot verde de la regularidad del Tour tras la última etapa de los Campos Eliseos. Ningún velocista de alto standing quiere perderse la ronda gala, por lo que este año también contaremos con una larga lista de sprinters que jugarán sus cartas en las llegadas masivas.

En esta edición tendremos la suerte de contar con tres de los grandes dominadores de la temporada: Cavendish, Greipel y Sagan. La joven estrella eslovaca lleva una temporada magnífica; ha demostrado ser un corredor que puede ganar etapas en todos los terrenos. El bicho empezó la temporada dejando muestras de su superioridad, con victorias en Omán y Tirreno. Sin embargo, la temporada de clásicas para la que era uno de los señalados, no le iba tan bien. Tiros al palo en San Remo y Flandes. Llega al Tour en un gran momento de forma, así lo confirman sus victorias en California y Suiza.

El británico Cavendish salió del Sky para tener un equipo en torno a él, y no depender del monopolio de Wiggins en el equipo. Con un tren impresionante, una vez más ha demostrado que en los sprints puros, es prácticamente imposible batirle. Ganando desde el Tour de San Luis, este ha sido el año en el que ha logrado el centenario de logros personales. Viene de correr el Giro, donde fue superior en todas las llegadas; además, se esforzó hasta el último día para llevarse el maillot de la regularidad. Veremos cómo se ha recuperado del esfuerzo de la ‘Corsa Rosa’.

André Greipel nunca falta en la lista de los que más victorias han conseguido a lo largo de la temporada. Esta no está siendo una excepción, ya que se planta en la ronda francesa con nada menos que 11 victorias. Desde luego, al alemán hay que seguirle muy de cerca allá donde va. Acude en buena forma, así lo demuestran los últimos resultados en Ster ZLM Toer donde fue segundo por delante de Cav.

Da la casualidad de que los tres van a tomar la salida con un mismo denominador común: los tres se han coronado campeones estatales en los recientes nacionales. Además, todos ellos afrontarán las llegadas con un bloque sólido que les ayude a encaminar el triunfo parcial.

El Argos Shimano se presenta con todo en el Tour con la intención de romper el favoritismo de los mencionados anteriormente. Kittel y Degenkolb son las piedras angulares de un equipo que, salvo sorpresa extrema, está orientado exclusivamente a los sprints. Ambos saben lo que es batir a los mejores, y si consiguen entenderse bien, puede resultar una dupla letal.

No serán los únicos que puedan dar la sorpresa en las llegadas masivas; hay que tener en cuenta a dos corredores que vienen de disputar el Giro. Por un lado, el australiano Goss intentará coger el nivel que ya demostró en 2011 con su victoria en Milan San Remo y el subcampeonato en el Campeonato del Mundo en Ruta. Por otro lado, la emergente estrella francesa de la FDJ, Nacer Bouhanni, intentará una vez más asomar la cabeza entre los grandes velocistas. Es una de las piezas clave del equipo francés para el futuro, por lo que cuanto antes explote, mejor.

Otro que lleva una sensacional temporada es el sprinter noruego Alexander Kristoff. El corredor del Katusha se ha destapado con varias victorias este año, siendo una seria baza para los intereses del conjunto ruso.

El rendimiento de Daniele Bennatti y Edvald Boasson Hagen dependerá en gran medida del rol que adquieran en sus equipos. Contador y Froome, serios aspirantes a la victoria final, se verán obligados a hacer uso de ellos, por lo que no queda claro hasta qué punto podrán mirar por su lucimiento personal. Si tienen libertad, darán el callo.

Un escalón por debajo encontramos a grandes conocidos como el corredor del Astaná Francesco Gavazzi. Sin Nibali, el italiano puede aspirar a ser protagonista en las llegadas. Su punta de velocidad puede poner en aprietos a más de uno. Otro de los que se encuentra en la misma situación es Roberto Ferrari. El equipo de Matxin participa en la prueba con la incognita de saber qué versión sacará a relucir el polaco Niemiec, sexto en el pasado Giro de Italia. El sprinter italiano buscará sus oportunidades en finales poco organizados. Nombres como los de Boeckmans y los Van Poppel, Bauer o Impey también habrá que tenerlos en cuenta. Sin ser sprinters de primera línea, querrán aprovechar el Tour como escaparate para lucirse.

Por último, nuestras bazas españolas son, una vez más, Juan José Lobato y José Joaquín Rojas. El andaluz del Euskaltel está siendo uno de los nombres destacados de la temporada naranja. Fichado en un principio por el valor de sus puntos, el de Trebujena buscará ser protagonista en las llegadas en su primera participación en la ronda. El murciano, segundo en la regularidad del año 2011, intentará conseguir la primera victoria de la temporada y rematar una campaña con buenos puestos.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *