Diario del Cto. de España, por Beñat Txoperena.

0

DSC_0635

Tal y como suelo hacer con las citas más importantes, contaré como han sido los días que he pasado en Bembibre disputando el Campeonato de España.

19 de junio.

Tras un viaje ameno compartido con @matetecosi @echavaDaivid y #sergio, comer “ligero” y a ver el circuito de CRI. Le damos 2 vueltas al circuito, y como somos unos “quemaos”, no hay manera de ir soltando. Nos parece un circuito bastante rápido y para rodadores, por la última parte totalmente llana y sin ninguna complicación.

20 de junio.

Nos despertamos y desayunamos ligero, para rodar una hora suave por la mañana. Reposar un poco, y sin mucho tiempo que perder, a comer. La comida también es bastante ligera para lo que acostumbramos a comer en competición, por eso de ser una crono.

Llegamos a Bembibre, y tras la preparación y el calentamiento, con buen feeling, ya estoy en la rampa de salida. Salgo regulando y pronto veo a un corredor, antes del repecho duro. Intento regular, y le pillo arriba. Veo que no me sigue y me dispongo a dar el giro para encarar la última recta plana de 8km aprox.

Voy rápido, pero sé que debería ir más rapido. No tengo fuerza y sufro bastante, aunque no tengo un bajón muy acusado. Llego a meta con el 9º mejor tiempo, que al final será el 17º, a 1’09”.

Soy terco y quiero andar bien en las CRI, pero no lo consigo. Espero en un futuro andar más en esta disciplina. Aun y todo, tengo buen sabor de boca y buenas piernas, y después de soltar bien en el rodillo, veo la vuelta larga de la línea con Iraitz en la furgoneta. Me parece sinuoso, duro, y me gusta. Me viene bien.

21 de junio.

Despestador a las 8:30, y tras un buen desayuno, a las 9:30 salimos todos a rodar 1h. Yo siempre lo hago si la carrera es por la tarde. Tras reposar un poco y cambiar las zapatas (pongo las de carbono), a las 12h30min comemos. Al final, como casi todos los días se nos hace un poco tarde, pero nada preocupante.

Nos desplazamos a Bembibre 1h antes de la carrera, y tras poner todo a punto, firmar y coger la comida, damos el pistoletazo de salida. Salimos rápido, hay nervios, como en todos los Campeonatos de España que he corrido. Subimos el Alto del Manzanal y veo que tengo buenas piernas, voy muy bien. Bajando pega mucho aire e intento resguardarme.

Se hace una escapada importante y no consigo meterme, por lo que mis compañeros en una labor impresionante de equipo comandan el pelotón para echar la fuga abajo. En el primer paso por Bembibre, sufro una dura caida en una rotonda, y rompo la bici. Me dan otra (gracias @echavaDavid) que aunque no sea la mia, está en mi medida y voy bien. Imanol es el único que se ha percatado de mi caida, y sin dudarlo, me quiere dejar su bici.

Tras unos rápidos kilómetros con Imanol, ya me encuentro solo buscando la cola del grupo. Van rápido y tengo que ir a bloque a empalmar, y tras unos 10km (no sé exactamente cuantos) logro llegar. Es el momento de ver como de graves con las magulladoras, y veo que no tengo nada. Recupero un poco, y mis compañeros siguen remando muy bien.

Después de ir sin muchos parones, pasamos por segunda vez por Bembibre. Ya vamos a ataques e intento estar a todos los cortes, porque mis compañeros están muy fatigados y no se me puede ir más el “carro”. Sergio arranca con todo, y nos metemos en un grupito de unos 6-7, con mi compañero de @elpeloton @JuradoMarcos entre otros. Llegamos a cabeza de carrera y nos juntamos 11.

No hay mucho entendimiento, y en el tercer paso por Bembibre somos unos 15 corredores. Voy a todos los ataques, y hacemos la definitiva de 5 corredores. Vamos bastante bien a relevos, y voy cómodo. Tras varias arrancadas, parones y demás, nos marchamos Mario y yo del resto y nos entendemos muy bien en los relevos. Tenemos poco margen, pero parece que es la definitiva.

Subiendo el último alto, vamos a la “marcheta” y Mario me arranca arriba. En un principio se me sale la cala, pero tengo aún un punto, y le cojo rueda sin ir muy al límite. En el último repecho arranco desde abajo con todo y no paro hasta arriba, pero tampoco yo soy capaz de soltarlo.

Llegamos los 2 a meta, y me supera en el sprint. Tengo un sabor agridulce, el oro ha estado muy cerca, pero viendo como ha sido la carrera y los obstáculos que ha habido que superar estoy más que satisfecho. Soy consciente del escenario y es para estar satisfecho, sobretodo porque hacía tiempo que en mi calendario esta carrera tenía una X enorme y no he fallado.

La verdad es que agradezco mucho a toda la selección Navarra el haber apostado claramente por mi. Todos se han vaciado y no he podido regalarles un oro que es lo que se merecían, pero una medalla también está bien, porque he quedado detrás de un grandísimo corredor como Mario González.

Sin más, un saludo a todos los que me leeis, y ya escribiré más durante las próximas semanas… No sé en qué carreras estaré aún ni cuando levantaré el pie un poco, pero ya se verá.

Beñat.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here