Ciclismo en Carretera

Démare se consagra como esprínter en Suiza

El francés Arnaud Démare (Équipe FDJ) se ha llevado la tercera etapa de la Vuelta a Suiza, con final en la localidad de Buochs, con solo 21 años. El ciclista de Beauvais se hace así con la decimocuarta victoria de su carrera profesional, y la sexta de este año, tras las logradas en los Cuatro Días de Dunquerque y en el Gran Premio de Denain.

En la etapa de hoy, se formaba una fuga de salida, compuesta por tres ciclistas: Jens Voigt (RadioShack – Leopard), Robert Vrečer (Euskaltel Euskadi) y Oliver Kaisen (Lotto Belisol). Durante toda la jornada esta escapada fue controlada por el pelotón, dejándoles margen, pero sin permitir una excesiva relajación entre los equipos con velocistas. Consiguieron una renta máxima de cuatro minutos y medio, que se quedó reducida a solo dos a falta de veinte kilómetros para la meta. En ese momento, los corredores de IAM Cycling y de Omega Pharma – Quick-Step tomaron las riendas del pelotón, que fue recortando distancias y poniendo nerviosos a los fugados. Dos de estos, el infatigable Voigt y Vrečer, lanzaron un ataque que dejó descolgado a Kaisen. La potencia de pedaleo del alemán les permitió aguantar hasta que quedaban cinco minutos para meta, punto en el que este atacó, pero fue neutralizado a falta de tres kilómetros. Se preparaba el sprint y pasaron a ser los Orica-GreenEDGE los que gastaban las últimas balas del pelotón. A 300 metros, una peligrosa curva ponía en jaque a los que no habían entrado bien situados, dejándoles sin opciones de remontar en la recta de meta. Démare fue el más listo en esa curva a izquierdas, la tomó en primera posición y logró batir por milímetros al australiano Matthew Goss. La general se mantiene sin cambios, con el local Mathias Fränk (BMC) como líder.

Foto: © Peter Klaunzer

 

Comenta la noticia

Click aquí para comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.