Tour de Languedoc-Roussillon (o cómo no debe actuar la UCI)

0

Debería ser una de las carreras más importantes del calendario femenino, pero el Tour de Languedoc-Roussillon no ha llegado a alcanzar la fama que consiguió su predecesor, el Tour de l’Aude. Encuadrada en la categoría 2.2 UCI, la prueba debería disputar en este 2013 su segunda edición, pero los organizadores no pudieron garantizar el año pasado la seguridad de las participantes y tuvo que anularse a un día de su comienzo, cuando los equipos ya habían realizado todos los gastos de gestiones. Y este año casi sucede lo mismo. La prueba tenía prevista una duración de seis días, pero cuando la mitad de las corredoras ya se encontraban en territorio francés se anunció una posible cancelación de la carrera. Esto ha levantado ampollas entre los aficionados al ciclismo femenino. La UCI no aprendió nada de la cancelación del año pasado. Lo que estaba previsto para seis días se convierte en una carrera de solo cinco etapas tras el acuerdo alcanzado entre organizadores y directores deportivos en una reunión de urgencia celebrada este viernes, fecha prevista para el comienzo de la carrera.

Como comentábamos, la decisión de la UCI de no hacer nada en cuanto a la mala organización ha causado polémica entre equipos y, en general, espectadores. Prueba de ello es que varios equipos se plantearon no quedarse en el sureste de Francia y volver a casa sin participar. Finalmente dos equipos han abandonado la carrera antes de empezarla: Rabo – Liv Giant y Boels-Dolmans.

La campeona del mundo Marianne Vos (Rabo) tuiteaba a la UCI: «¡Esto no puede continuar así!», mientras que su equipo lanzaba un escueto comunicado de 140 caracteres en el que decía: «El equipo no tomará la salida en el Tour Languedoc. Vuelve a casa este viernes. No hay confianza en que se garantice la seguridad de la carrera».

Para colmo, el Tour de Languedoc-Roussillon no cuenta con una página web propia, por lo que encontrar una lista de corredoras o simplemente explicaciones a lo sucedido es muy complicado. La mayoría de los equipos más importantes del panorama internacional estarán en la carretera. La participación española estará a cargo del Lointek, que a su vez contará con tres corredoras españolas: Lucía González, Belén López y Sheyla Gutiérrez. Esta última, Sheyla, fue séptima en el mundial júnior de Limburgo.

Esas cinco etapas que finalmente se disputarán os las presentamos aquí abajo.

Etapas

Etapa 1: Lézignan-Corbières – Le Barcarés, 122,2 kilómetros

2534_2013_2

 

Etapa 2: Maury – Camurac, 123,5 kilómetros

2534_2013_3

 

Etapa 3: Belcaire – Villemoustaussou, 130,2 kilómetros

2534_2013_4

 

 

Etapa 4: Trèbes – Laure-Minervois, contrarreloj individual, 27,9 kilómetros

2534_2013_5

 

Etapa 5: Béziers – Béziers, 114 kilómetros

2534_2013_6

Corredoras importantes

Una carrera muy variada, en la que todo tipo de corredoras tendrán su opción. La etapa del lunes será la más dura y probablemente la decisiva de cara a la clasificación general. En principio, Emma Pooley (Bigla) y el dúo Trixi Worrack-Ellen Van Dijk (Specialized – Lululemon) serán las mujeres a seguir. Nosotros, por supuesto seguiremos muy atentamente a las chicas del Lointek, que llegan a Languedoc-Roussillon con Emma Crum, Elena Utrovina y Alexia Muffat, así como a las ya citadas Lucía González, Belén López y Sheyla Gutiérrez.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here