CARA A CARA: Los SIETE Pecados Capitales del Ciclismo

0

 

En esta época tan convulsa del ciclismo que estamos viviendo, donde parece más importante que “alguien” se dopara hace 13 años o que otro tuviera el arcón lleno de bolsas de sangre hace 7, que el hecho de que el Giro este a punto de echar a rodar, desde nuestra humilde sapiencia y opinión queremos sacar a la luz los verdaderos pecados que cometen los ciclistas año tras año. Esos que hacen que el resto de seguidores se levanten de sus asientos o jaleen como si no hubiera un mañana en las cunetas de las carreteras. Y visto que ahora el ciclismo puede que ocupe un hueco en Hollywood, tiraremos de Hollywood para que ocupe un hueco en el ciclismo. Poniéndonos en la piel de Brad Pitt y Morgan Freeman en la película “Seven”, también  intentaremos demostrar el vínculo que hay entre los siete pecados capitales con el mundo de las bicis.

AVARICIA

Un pecado referente al exceso, al conseguirlo todo, a estar siempre por encima del resto. Es decir, a entrenar más que nadie, a sacrificarse como el que más para al final ser siempre el que levantes los brazos en las llegadas a meta, El-ciclista-del-Katusha-Joaqui_54344273885_54115221155_600_244recompensando así el duro trabajo realizado. Nuestro avaricioso por excelencia en 2012 fue sin duda el Número Uno, Don Joaquím Rodríguez Oliver, quiso llevárselo todo para casa y poco le faltó. Dos etapas en el Giro de Italia, tres etapas en la Vuelta, Flecha-Valona o Giro de Lombardía acreditan el dorsal obtenido al final de la temporada. Y lo que es mejor, cuando las piernas no le acompañaron y el ciclismo le mostró su cara más amarga él siguió poniendo ese tono de humor y buena cara al mal tiempo. ¡Chapeau!

LUJURIA

El pecado del deseo, del morbo, del querer algo por encima de todas las cosas para hacerlo propio. Es el pecado carnal por excelencia y vistos muchas veces seconda tappa Giro d'Italialos pódiums y quienes acompañan en este a los ciclistas vencedores… veo mucha lujuria carnal. Pero realmente en los ciclistas ese sentimiento de perversión que hace que desde que son unos chavales salgan a entrenar haga sol o llueva, con calor o frío, jugándose el tipo día tras día, es ese sueño o deseo de conseguir lo prácticamente inalcanzable, el Oro del Olimpo, La Roja de una Vuelta, pasear por Los Campos Elíseos de Amarillo o de Rosa por los Dolomitas, o tener colgado en la pared de tu habitación un maillot con los colores del Arco Iris. Eso sin ninguna duda es lo que más excita a uno que se sube jornada tras jornada encima de una bicicleta.

GULA

gulaHablar de gula en el ciclismo es poco menos que surrealista, cuando se trata de un deporte en que a cualquiera de sus integrantes se puede ver a través de la carne de sus brazos. Pero hoy en día el ciclismo, como todo en esta vida, ha ido evolucionando y aspectos tales como el alimentarse se ha convertido en uno de los puntos más importantes y que más cuidan los ciclistas durante el trascurso de una carrera. Con este “pecadillo” lo que quiero dejar bien claro es que le pese a quien le pese, el ciclismo es uno de los deportes más sacrificados a la hora de poder disfrutar de lo que el resto de los humanos (deportistas de la gran mayoría de otras especialidades incluidos) gozan a su antojo, como es la comida. A pesar de ello y visto lo visto, mejor es un buen plátano que no un chuletón indigesto. Es de risa…

IRA

… pensar que en estos tiempos que corren un deportista de élite, y como en el caso de Alberto Contador de mantener unas condiciones que le permitan serira el mejor del mundo, tenga que vivir una temporada como la de 2012, en el que no se sabe muy bien por qué, no pudo empezar a “disfrutarla” encima de la bici hasta mediados de Agosto. Todo a cuenta de la gula sobrevenida por un chuletón irunés. Después de varios meses defendiendo su inocencia de traje y corbata donde no se encontraba para nada en su hábitat, finalmente pudo hacerlo donde realmente se siente como pez en el agua, con su maillot y en los puertos de montaña de la vuelta de su casa, para camino de Fuente Dé, demostrarle al mundo que la victoria esta libre de sospecha, y para ello sacó toda esa rabia acumulada, soltó un grito que retumbó en todos los odios de aquellos facinerosos acusadores que habían querido hacer de sus últimas grandes victorias una mentira. Ese día un pinteño se puso el mundo por montera y quiso retar a las leyes que rigen nuestro deporte y ponerlas en entredicho. El resentimiento convertido en venganza gracias a la ira se había hecho realidad.

SOBERBIA

soberbia2Sobrevaloración del Yo por encima de otros a los que hay que superar. En eso se puede resumir el ciclismo en cualquiera de sus modalidades, ya sea contra el crono, subiendo el Galibier o acelerando al máximo en un sprint, la finalidad es la de ser tú el mejor con respecto a todos los demás. Para ello no hace falta decir, que el equipo en este deporte es fun-da-men-tal, sin el trabajo de esos a los que llamamos gregarios, seguramente ese que aspira a ser el mejor de todos no tendría cabida en la realidad. El jovencísimo y superclase eslovaco, Peter Sagan nos dejó claras muestras de lo que es sobrevalorase así mismo en cada una de las celebraciones de las etapas conseguidas en el Tour de Francia de este último año ¡un chico genial!

ENVIDIA

El deseo de lo que es del prójimo. Aquí, hasta yo debo confesar mi culpabilidad. Cuanta envidia siento cada vez que veo una Roubaix o a los ciclistas coronando el Tourmalet, siendo aupados por miles y miles de aficionados expectantes por el paso de los ciclistas. Cuanta envidia profeso por aquellos que han hecho del dar pedales su profesión y su día a día. Pero envidiasupongo que como en cualquier otro deporte y disciplina de la vida, de este pecado no se libra el que queda segundo con respecto del primero, y el que queda tercero con respecto del segundo. Y supongo que tampoco escape a esto el que trabaje para otro, e imagino que el deseo del que hoy es gregario sea algún día convertirse en el líder por el que otros trabajan. Y la suma de todo esto podría llamarse este año en el Tour de Francia, Christopher Froome, quien hizo segundo detrás de su compañero y jefe de filas, Bradley Wiggins, dejándonos patente en más de un momento que su deseo era otro a lo que realmente él estaba realizando.

PEREZA

UCI, TAS, Pat McQuaid, Operación Puerto, atropellos diarios…pereza… son nombres que en mi producen una gran y absoluta pereza. Tanta que no voy a escribir más.

 

En definitiva, que a todos los que os guste este deporte, si tenéis que defenderlo alguna vez recordar estos siete pecados a todos los que os acusan una vez tras otra al ciclismo por los “grandes delitos” de sus protagonistas, porque realmente lo que tienen que aguantar  éstos, 365 días al año, no lo aguantaría ninguno de los que achacan tales defectos a nuestro deporte. Y con esto, simplemente esperar que en este año 2013 veamos mucha avaricia entre los más grandes, seamos participes de la lujuria del ciclismo, tengamos muy presente la gula para si es necesario sacar la ira, que la soberbia  nos desborde cuando otros participen de la envidia, y que la pereza… mira ahí si, que la pereza desaparezca. ¡VIVA EL CICLISMO Y VIVAN SUS PECADOS!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here