Ciclismo en Carretera Giro d'Italia

Samuel Sánchez afronta el Giro con “motivación máxima”

Samuel Sánchez, Egoi Martínez, Gorka Verdugo, Jorge Azanza, Pablo Urtasun, Miguel Mínguez, Ioannis Tamouridis, Ricardo Mestre y Robert Vrecer forman el equipo con el que Euskaltel Euskadi afronta la 96ª edición del Giro d’Italia, la sexta del conjunto dirigido por Igor González de Galdeano. Tres victorias de etapa conquistadas por Igor Antón, Mikel Nieve y Ion Izagirre, y un top ten, logrado por el escalador navarro, son el bagaje que presenta la escuadra ‘naranja’ en la ‘corsa rosa’.

En la rueda de prensa convocada esta mañana en la sede del equipo ciclista, el manager general Igor González de Galdeano ha marcado los objetivos que perseguirá la escuadra en la ronda transalpina. La prioridad será “ganar una etapa. Ese es el objetivo. Será muy complicado, pero estamos capacitados para luchar por ello. A partir de ahí, la fortuna de contar con un líder tan sólido como Samuel y de un grupo que se va a volcar en su apoyo, trataremos de obtener un buen resultado en la general. Si Samuel esta delante en las etapas de montaña, esas mismas actuaciones le situarán en la general”, comentaba.

Por su parte, Samuel Sánchez se ha preparado para ser uno de los grandes protagonistas en Italia. “La motivación es máxima para afrontar el Giro. Tengo victorias de etapa en Vuelta y Tour, así que me gustaría entrar en el club de los que conocen el triunfo en las tres grandes. Sería un sueño hecho realidad cerrar ese círculo”, explicaba. Preguntado por la general, el líder del conjunto naranja indicaba que “no la perderé de ojo, pero hay que ser realistas y hay que tener muy claro que la lucha por el podio está muy complicada. Son tres escalones en el cajón y dos de ellos están practicamente ocupados por Wiggins y Nibali”, resumía.

En cuanto al recorrido, el líder del conjunto desgranaba que “el Giro se decide desde el primer día hasta el último. No puedes fallar durante 21 días. Los velocistas solo van a tener cuatro o cinco oportunidades, sobre todo en la primera y últimas etapas, y muchos no van a llegar a Brescia. Todos querrán ganar el sábado y además es un circuito, con el peligro que supone. Por eso digo que la carrera se gana en 21 días”, explicaba.

Sí tiene claro cuáles serán las claves y llegarán en los días finales. “La última semana es tremenda, especialmente las etapas 19 y 20. La primera es corta pero tiene los dos puertos más famosos junto con el Mortirolo, Gavia y Stelvio, y termina en Val Martello, una subida exigente de 22 kilómetros que estuve viendo tras la Tirreno. Y sobre todo al día siguiente con final en Lavaredo, y antes Giau, San Pellegrino, Costalunga… Si fallas, puedes perder todo, y si tienes un buen día, puedes aspirar a todo”, relataba.

De la crono de 55 kilómetros de la 8ª etapa, ‘Samu’ comentaba que “es una jornada en la que voy a tener que dar el 200% para perder el menor tiempo posible. Esperemos tener un buen día y minimizar las pérdidas con respecto a los principales candidatos a la general, especialmente con Wiggins, que estará en su terreno y pienso que va a machacarnos a todos”.

Sobre el inicio de la temporada de su equipo, Samuel veía el vaso medio lleno. “Para mí ha sido un inicio de temporada muy bueno pero sin victorias que parece que es lo único que vale. Si llegamos a ganar el G.P. Indurain, la 5ª etapa de País Vasco o la Klasika Primavera, carreras en las que hicimos segundos, estaríamos hablando de otra cosa. Digamos que es un equipo nuevo y que los cambios cuestan. El trabajo va a salir, solo es una cuestión de paciencia”, sentenciaba.

Prensa Euskaltel-Euskadi

Comenta la noticia

Click aquí para comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.