Comienza el juicio de la Operación Puerto

0

El 28 de Enero de 2013 será una fecha que pasará a la historia, por ser la primera vez que se celebra en el mundo un juicio cuyo principal acusado es el DOPAJE.

Después de 7 años de que se desvelara todo el entramado de la famosa Operación Puerto, los principales nombres que oímos en aquel momento, es decir los Eufemiano Fuentes, Manolo Sáiz, Yolanda Fuentes (hermana de Eufemiano), Jose Ignacio Labarta y Vicente Belda irán pasando por el estrado para ir dando testimonio ante el juez de todo lo ocurrido durante esos años oscuros para nuestro deporte.

También otros muchos nombres importantes del pelotón pasarán a lo largo de las más que probables, muchas semanas que durará este juicio, destacando los de Alberto Contador, Jaksche, Basso, Nozal, Scarponi, Unai Osa, Marcos Serrano o David Etxebarria, entre otros.

Este primer día no sirvió para mucho, ya que la primera y más esperada comparecencia, la del doctor Eufemiano se tuvo que posponer para el día siguiente es decir, hoy martes 29 de Enero. Y la espera no defraudó para aquellos que esperaban con ganas titulares importantes por parte del médico más famoso que ha habido en la última década sin ningún tipo de duda en dura pugna con el doctor House, con el que guarda cierto parecido, y principal acusado de esta trama que destapó entre otros el ex-ciclista de Kelme, Jesús Manzano, el cual se personará como acusación particular.

En esta declaración la principal frase que ha trascendido a todos los medios y que aunque no nos sirva de excusa, si hace que por fin la gente pueda mirar con ojos críticos a otros deportes y no solo al nuestro fue cuando se refirió a los deportistas para los que trabajaba “Yo trabajaba con deportistas individuales, no con ningún equipo. Podía ser un ciclista, un futbolista, un atleta, un boxeador…” Con estas declaraciones más de uno estarán temblando, porque puede ser que en el momento que haya que levantar la liebre y empezar a poner nombres encima de la balanza de la Justicia igual muchos deportistas que ninguno esperamos saldrán muy escaldados. También dio nombres propios y habló en diferentes ocasiones de Santiago Botero, Roberto Heras y Unai Osa, como clientes suyos, a los cuales se encargaba, como un preparador físico más de prepararles un “planing de entrenamiento” donde por lo que se ve, no solo se trabajaba la resistencia o la fuerza, como puede ser que hagamos la gran mayoría de los mortales cuando tratamos con un “personal trainer”.

Por otro lado, haciendo referencia a las famosas bolsas de sangre, explicó que todo se hacía por motivos de salud “Si el deportista tenía la sangre muy viscosa, le sacábamos la sangre para evitar ese peligro y la congelábamos. Luego, si el deportista venía con el nivel de hematocrito bajo o con anemia, le devolvíamos esa sangre por una cuestión de salud“. Por lo que se ve todo lo hacían para velar la salud del deportista, ya que el control de hematocritos (es decir la cantidad de glóbulos rojos en sangre) se basaba en esto. “Los niveles normales de hematocrito en los ciclistas debe estar entre el 42 y el 52 por ciento en casi todos los laboratorios. La UCI puso 50% como límite. Yo tengo de valor normal 52%, por ejemplo.Lo que nunca he entendido es por qué nunca han puesto un tope inferior. Al igual que no es bueno un nivel alto, no es bueno que un ciclista se presente con un nivel de 34. Hacíamos las transfusiones cuando lo necesitaba el paciente, cuando tenía un nivel de viscosidad muy bajo y se acercaba una competición. Si pensábamos que podía sufrir una anemia, se ponía sangre hasta que estuviera a unos niveles normales.Lo más duro a veces no es la competición en sí, es el entrenamiento previo a una competición. Los dos meses previos, la exigencia suele ser igual o superior a la de la propia competición”. Eso sí, dijo con rotundidad que en carrera jamás se hizo ninguna transfusión.

Por último, en referencia al día que se le detuvo en compañía de Manolo Saiz, simplemente dijo que el motivo de aquella reunión era meramente informativa. La relación entre ambos venía de lejos, ya que en la ONCE ya trabajaron juntos, uno como médico y otro como director del equipo.

Finalmente añadir que la jueza, Julia Patricia Santamaría, denegó el acceso a los ordenadores de Eufemiano Fuentes como había pedido la AMA, aunque si ha admitido la presencia para declarar de Tyler Hamilton, y ya sabemos como se las gasta el americano cada vez que le dan la oportunidad de hablar. Arderá Troya.

Seguiremos atentos al trascurso de estos días, ya que aunque pinta que va para largo, igual las conclusiones que se sacan de este macrojuicio por fin sirven para marcar un antes y un después en nuestro deporte de los pedales… y en otros muchos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here