Sinuhé Fernández Lizarte Urraki
Sinuhé Fernández en la meta de Urraki. Foto: Oskar Matxin.

Dos pruebas y dos éxitos para la cosecha del Equipo Lizarte en Legazpi y Azpeitia.

La Santikutz Klasika de esta edición fue terreno de escaladores. Pau Miquel -nuevo líder del certámen estatal- demostró ser un corredor completo y olió en Legazpi una victoria que no consiguió por pocos metros. Igor Arrieta, por su parte, cerró el podio en otra gran actuación del ciclista navarro.

La carrera se fue seleccionando poco a poco. Sinuhé Fernández y Diego Uriarte se filtraron en la escapada más larga de la jornada. Por detrás fueron cayendo algunos de los hombres importantes de la Copa de España. Sin embargo, no fue hasta el encadenado final donde decidió la carrera. Igor Arrieta fue quien más aguantó al triunfador Iribar (LAB) en la subida a Aztiria y Pau Miquel tardó en arrancar en busca del guipuzcoano. Antes de coronar, los dos ciclistas rosas se juntaron y comenzaron una persecución que, por cuestión de metros, no llegó a dar caza al vencedor.

Pau Miquel relató la contienda. “Sabíamos que la carrera iba a ser una carrera dura por el trazado y por la climatología. Eso nos favorecía. Hemos estado todos en el sitio y yo tenía buenas sensaciones. Cuando Igor (Arrieta) se ha marchado por delante, quería que jugase su oportunidades. Después, Javier Ruiz de Larrinaga me ha dicho que mi compañero se había quedado y sabía que ese era el momento de moverse. Luego, los dos juntos, nos hemos quedado a muy poquito del primer cajón del podio”, relató el líder de la Copa de España.

Triunfo de Sinuhé Fernández en Urraki

A los grandes momentos hay que llegar bien preparado. En la Santikutz Klasika del sábado, Sinuhé Fernández demostró tener las piernas de los mejores, pero el protagonismo era de otros. Este domingo, en la clásica Subida a Urraki, el ciclista del Equipo Lizarte tenía la oportunidad de triunfar: fue valiente, arriesgó arrancando desde lejos y remontó. La subida final hizo al pupilo de Oroz y Azcona exprimirse hasta el límite. La photo finish le dio a Fernández un premio que refrenda una forma de ser.

La victoria de Sinuhé Fernández comenzó a falta de más de 30 kilómetros para la meta. Al comienzo de la primera de las dos ascensiones a Urraki, Berasategi (LAB) planteó su ofensiva, a la que persiguió el a la postre vencedor. Junto a García (CJR), distanciaron al pelotón y juntos se disputaron el triunfo en la subida final. El corredor de Caja Rural demarró primero, se escapó y Fernández comenzó una agónica persecución, en la cual terminó por dar caza a su rival. Mano a mano, se jugaron el triunfo en un esprint agónico que coronó al ciclista del Equipo Lizarte.

“Estoy muy contento”, declaraba Sinuhé Fernández tras su victoria. “Creo que hemos corrido bien y he sido valiente. Este es mi primer triunfo en la categoría y da fuerza a nuestra forma de ser. Trabajando y estando ahí, al final la victoria llega. Sabía que el ataque de Berasategi (LAB) era importante y tenía que estar con él. El esprint, después de perseguir durante toda la subida a García (CJR), ha sido agónico. He podido coger la curva final por dentro y eso ha sido muy importante”, recalcó.

Javier Ruiz de Larrinaga, por su parte, se mostró también feliz. “Todos han vuelto a estar donde debían. En el llano hemos resulto bien y después teníamos la intención de dinamitar la carrera. Pablo Castrillo y Antonio Nieto ha sido protagonistas y Sinuhé Fernández ha demostrado que es un gran corredor”, relató el alavés.

Prensa Equipo Lizarte

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here