Raúl García Memorial Ángel Lozano Lizarte
Raúl García Pierna. Foto: Álvaro García.

El ciclismo es algo más que pedalear y eso lo comprueban los corredores del Equipo Lizarte en cada carrera que disputan. Encima de la bicicleta se exponen a mil circunstancias que les obligan a gestionar en apenas unas horas la cantidad de emociones que una persona normal afronta en una semana. Este domingo en la Copa Valladolid, tercera cita de la Copa de España, los ‘rosa’ tuvieron que lidiar con la decepción de ver abandonar a su jefe de filas, el hasta ahora líder de la ‘challenge’ estatal Jordi López, y reponerse para buscar un triunfo parcial que Raúl García Pierna y Raúl Rota se quedaron al borde de anotar.

Disputada por páramos castellanos y bajo un calor asfixiante, sin un soplo de aire que aliviara la temperatura en las tres primeras horas de competición, la Copa Valladolid se planteó calma y rauda en su primera mitad. Fue pasado el ecuador que Jordi López se resintió de problemas gastrointestinales que le descolgaron y eliminaron de la prueba junto a Eugenio Sánchez. El catalán cedía así el liderato de la Copa de España, que quedaba al alcance de quienes disputaran la victoria en la capital pucelana.

En este grupo de elegidos estuvieron Raúl García Pierna y Raúl Rota. Madrileño y catalán estuvieron atentos y activos en los cortes del tercio final, alentados por pequeñas subidas explosivas en cuya cima soplaba el viento para trocear la carrera. La última tentativa lejana de García Pierna, en un grupo de cinco corredores, murió a cuatro kilómetros de meta. “Después hubo otro par de ataques que no prosperaron y ahí vi mi oportunidad”, explica Rota. “Salté junto a De la Fe (TEN) y, a relevos, fraguamos una buena distancia sobre el pelotón”. Sin embargo, el trabajo de Kometa y Caja Rural en pos del sprint terminó por neutralizarles a 200 metros de meta. En la llegada masiva se impuso Martín (KOM), que heredó el maillot de líder de la Copa de España de espaldas de Jordi López. García Pierna firmó una excelente segunda posición y Rota resistió el empuje de los perseguidores para ser quinto.

El ciclismo es así, un momento estás arriba y otro abajo”, comenta Jon Armendariz, director deportivo del Equipo Lizarte. “Veníamos con un planteamiento destinado a dar nuestro máximo, porque sinceramente no sabemos cuándo será la siguiente carrera… y se nos aguó cuando Jordi López sucumbió. Sin embargo, valoro mucho cómo los ciclistas han sabido dar la vuelta a la situación y pasar a luchar por la victoria. Jugamos a ganar, nos movimos bien, y casi limpiamos el triunfo. Con eso ya volvemos a Pamplona contentos y satisfechos. En cuanto a Jordi, tendrá la ocasión de resarcirse, sin ir más lejos, dentro de dos semanas en el Campeonato de España de Jaén”.

Prensa Equipo Lizarte

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.