Este sábado da inicio la edición 106 del Tour de Francia. Una ronda gala que se disputará casi al completo por el este de Francia. Una contrarreloj individual de solo 27 kilómetros, la novedad de una contrarreloj por equipos de la misma distancia y obviamente los Alpes y los Pirineos serán los jueces de la carrera.

 

Primera semana

El Grand Départ de este año será en Bruselas para homenajear a Eddy Merckx y su primera victoria en la ronda gala hará 50 años. La competición dará inicio con una etapa llana y al día siguiente una contrarreloj por equipos que puede resultar muy decisiva de cara a la general final. La etapa del lunes empezará en Bélgica y acabará en Francia con un terreno complicado en la parte final en la que se subirá algún puerto de tercera y cuarta categoría.

La cuarta etapa será para los esprinters pero la quinta consta de dos puertos de segunda y un tercera a 20 kilómetros de meta que en caso de endurecerse podría hacer que no llegaran todos los hombres rápidos. El jueves habrá el primer contacto con la montaña, siete puertos puntuables, entre ellos cuatro de primera, con llegada en alto a la Planche des Belles Filles (7 km al 8,7%).

El viernes los esprinters tendrán otra oportunidad que deberán aprovechar porque las etapas del fin de semana son complicadas. La primera son 200 kilómetros con 7 puertos de segunda y tercera con final en Saint-Étienne. La segunda tiene un puerto de tercera que se corona a 8,5 kilómetros de meta que serán de ligera bajada hasta la meta.

Segunda semana

El lunes la etapa discurrirá por un terreno sinuoso pero salvo sorpresa se disputará entre los hombres más rápidos. Curiosamente este año el día de descanso se realizará un martes para al día siguiente acabar en Toulouse una corta etapa que también será para los esprinters.

El jueves será la primera etapa pirenaica y se enlazan el Peyresourde (13,km al 7%) y la Hourquette d’Ancizan (9,9 km al 7,5%) para acabar con un tendido descenso de 30 kilómetros hasta Bágneres-de-Bigorre. El viernes habrá la única contrarreloj individual de la competición que son 27 kilómetros con salida y llegada a Pau.

Sábado será el turno del Tourmalet (19 km al 7,4%) tras una etapa muy corta de 117 kilómetros tras haber subido anteriormente el Soulor (11,9 km al 7,8%). El ciclo pirenaico se cerrará con una etapa de 185 kilómetros en la que hay tres puertos de primera categoría encadenados, Lers (11,4 km al 7%), Mur de Péguere (9,3 km al 7,9%) y Prat d’Albis (11,8 km al 6,9%).

 

Tercera semana

El martes se llegará a Nimes en la que será la última oportunidad de los hombres rápidos antes de París y miércoles habrá la cásica etapa de transición con final en Gap que previsiblemente se disputará entre la fuga. La batalla alpina dará comienzo el jueves con tres puertos históricos encadenados, Vars (9,3 km al 7,5%), el Izoard (14,1 km al 7,3%) y el Galibier (23 km al 5%). Después del Galibier habrá un descenso para finalizar en Valloire.

El viernes la etapa tan solo tiene 126 kilómetros pero se llega a Tignes (7,4 km al 7%) con previo paso por el Iseran (12,9 km al 7,5%). El sábado será otra etapa corta de apenas 130 kilómetros en la que se subirán tres puertos: el Roselend (19,9 km al 6%), Longefroy (6,6 km al 6,5%) y para terminar el larguísimo Val Thorens (33,4 km al 5,5%). El domingo como es tradicional en la ronda gala se acabará con un paseo triunfal por los Campos Elíseos de París.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.