Ronde de l'Isard Kometa

En el marco de un ciclo de cinco semanas seguidas con competiciones de altísimo nivel, y en la que supone la primera salida al extranjero de la temporada, el equipo sub-23 de la Fundación Alberto Contador afronta en los próximos días una nueva participación en la Ronde de l’Isard. La prueba francesa, una de las más exigentes del calendario de su categoría, reúne a buena parte de los mejores corredores y equipos del panorama actual (hasta 26, nueve de ellos foráneos), para los que les propone un recorrido de altísima exigencia poco apto para velocistas puros.

El madrileño Carlos García, el andaluz Sergio García, el colombiano Jhon Stiven Ramírez, el gallego Alejandro Regueiro y los asturianos Edu Pérez-Landaluce y Yago Segovia componen el ‘seis’ que representará al Kometa Cycling Team en unas rutas galas que tienen su patria chica en torno a la población de Saint-Girons. La estructura que dirige Rafa Díaz Justo acude por cuarta ocasión a una carrera en cuya general final Juan Pedro López acabó decimosexto en 2017 y decimocuarto el año pasado.

Frente a ocasiones anteriores, en 2019 no se ha previsto un final en alto como tal. El primer día emerge como el más favorable para el sprint, si bien una cota en el último tercio de la etapa puede incitar a las escaramuzas o reducir el grupo que pueda llegar al sprint. De cara a la segunda etapa la organización ha introducido el paso por el Portet d´Aspet (1070 m) y, sobre todo, el Col de la Core (1.395 m) en un recorrido que sin embargo no puede ser considerado como la etapa reina. ¿El motivo? La tercera etapa.

El tercer día el pelotón deberá afrontar el Port du Pailheres, a 2.000 metros de altitud y con su cumbre a menos de veinte kilómetros para el final. Un coloso del Tour de Francia que se postula para tal honor. Aunque la etapa final, el periplo hasta el boulevard Fréderic Arnaud de Saint-Girons, incluye los pasos por Lers, Agnes y Latrape, un trazado para seguir peleando hasta el último día. No es una carrera para esprinters, en definitiva. Ni tampoco para equipos débiles. Un examen en los Pirineos.

Las etapas.
23 de mayo: Toulouse – Les-Mas-d´Azil (144,5 km).
24 de mayo: Salies-du-Salat – Castillon-en-Couserans (136,5 km).
25 de mayo: Mirepoix – Quérigut (141 km).
26 de mayo: Bélesta – Saint-Girons (154,1 km).

Prensa Fundación Contador

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.