Ramírez Kometa Torredonjimeno
Jhon Stiven Ramírez. Foto: Álvaro García.

La subida al Col de Pailheres marcaba el desarrollo de esta tercera etapa de la Ronde de l’Isard, una ascensión terrible, con unos números que achantan. Casi una veintena de kilómetros a una pendiente media del 8% que se coronaban a casi 2.000 metros de altitud y con menos de 17 kilómetros por delante. Un obstáculo de mucha entidad más duro aún por las condiciones climatológicas que acompañaron de nuevo a los ciclistas este sábado durante muchos kilómetros. Tres ciclistas del Kometa Cycling Team sub-23 acabaron dentro del top-25 de una etapa que era todo un máster de ciclismo por la exigencia y por la competencia.

Jhon Stiven Ramírez, 18º, Carlos García, 24º, y Edu Pérez-Landaluce, 25º, fueron los mejores clasificados de la etapa. Intratable, el italiano del Colpack Andrea Bagioli reforzó su liderato con una nueva victoria parcial que concretó con rentas de tiempo importantes a su favor. Los tres, Ramírez, García y Pérez-Landaluce, rodaron siempre dentro de un grupo perseguidor de la cabeza de carrera. Este un grupo que se deshizo en la subida al Pailheres. En la bajada, el colombiano sufrió una caída sin consecuencias. “Me he cortado del grupo de cabeza al final del puerto, arriesgué un poco en la bajada para volver a conectar y en una curva hice un recto. Al final me quedo muy contento por el resultado y las sensaciones de hoy, porque es una carrera de bastante nivel”, indica Ramírez.

Más allá de una neutralización motivada por una confusión en el recorrido cuando se habían disputado medio centenar de kilómetros, el desarrollo de la jornada siguió derroteros parecidos a los del día anterior en lo que a los intentos de fuga se refiere. Sin embargo, el terreno intermedio era muchísimo más duro y se dejó notar en la evolución de la etapa con una carrera muy rota.

Declaraciones tras la tercera etapa

“No he tenido las mejores sensaciones, un día muy frío y muy duro; y encima justo al inicio del primer puerto tuve que cambiar de bici porque me dejó de funcionar el cambio. El Pailheres es una pasada, durísimo. Al final una 24ª posición de la que aprender y sobre la que seguir mejorando”, aporta Carlos García.

Rafa Díaz Justo, director del Kometa Cycling Team sub-23: “Estoy muy contento por cómo acabó la etapa, porque ha sido un día en el que hemos tenido muchos percances. Carlos cambió de bici en la primera subida, Regueiro y Jhon Stiven sufrieron sendas caídas… Por momentos la carrera se nos ha complicado. Pero el equipo ha ido muy, muy bien hasta el final. Desde la etapa de ayer a la de hoy se nota un salto. Somos un equipo de resistencia y estas vueltas por etapas según van pasando los días vamos un poco mejor cada nueva jornada”.

La Ronde de l’Isard concluye este domingo con una peligrosa etapa de 154 kilómetros. Su recorrido incluye los pasos por el Port de Lers y el Col d´Agnes, encadenados en el primer tercio de la etapa. Por último, se afronta la subida al Col de Latrape, con su cima a menos de 40 kilómetros para el final.

Prensa Kometa sub-23

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.