edu pérez landaluce kometa sub-23 isard
Edu Pérez-Landaluce

La cima del Col de la Core se encontraba a cuarenta y cinco kilómetros de la línea de llegada, una distancia ideal para seleccionar la carrera y que ofrecía cierto margen para gestionar imprevistos o desfallecimientos. Pero el viernes salió lluvioso y frío y ambos factores convirtieron su bajada, y toda la etapa en general, en un pequeño infierno del que salió como gran triunfador el italiano del Colpack Andrea Bagioli, nuevo líder de la general tras su triunfo parcial. El madrileño Carlos García, 37º a 5:26, fue el primer clasificado entre los corredores del Kometa Cycling Team.

Catorce corredores se destacaron en cabeza de carrera en el tramo entre el Portet d´Aspet y La Core, los puntos calientes de la jornada, y los catorce alcanzaron el repecho final con casi dos minutos sobre el primer exponente de un goteo de ciclistas que habían formado el primer grupo perseguidor, un grupito en el que el Kometa Cycling Team contó con la presencia de Carlos García y de Edu Pérez-Landaluce, un grupito que rodaba a poco más de un minuto de la cabeza de carrera y que se deshizo en los últimos kilómetros. El asturiano acabó sufriendo una tremenda pájara en la parte final y se descolgó, acabando en la posición 40ª a 7:44 del ganador.

“La verdad que la etapa ha sido bastante dura, y más con el clima que ha hecho. En el primer puerto ya se rompió todo y lo del segundo fue una escabechina. A falta de seis kilómetros para la meta iba en el grupo con Carlos, pero me he quedado totalmente vacío. Llevaba una pájara de las grandes. A pesar de todo estoy contento y mañana volveremos a darlo todo”, explica el de Oviedo.

“Aquí la gente anda mucho y si a eso le sumas que sufres algún percance y tienes que ir a contrapié, pues peor. En el inicio del Portet d´Aspet hubo un enganchón y me acabaron tirando. No conseguía meter la cadena y cuando por fin arranqué el grupo iba lejos. Casi en la cima pude coger a los primeros, pero gasté mucho ahí. Se acabó marchando un grupito que intenté coger con otros dos corredores en el tramo plano entre puertos. Logramos llegar justo al inicio de La Core y puede aguantar hasta que restaban tres kilómetros para coronar. Llevaba mucho desgaste acumulado y cedí”, explica por su parte Carlos García, primer clasificado en la general del equipo (36º, a 5: 36).

Rafa Díaz Justo, director: “Una jornada pasada por agua, con un clima tirando a frío, en la que se ha ido muy rápido. La intensidad no te hace sentir la temperatura muchas veces, pero el problema de estas etapas de agua y frío es que deparan desfallecimientos importantes. Es lo que le ha pasado a Edu. La carrera está dominada por siete u ocho equipos continentales y al final esto es otra liga, porque compites contra profesionales, o semi, en un recorrido extremo. Y si al recorrido le metes una climatología adversa, mucho más duro todo. Ahora toca descansar de cara a este sábado, porque vienen otro etapón”.

El director toledano hace referencia a una tercera etapa en la que destaca el ascenso al Col de Pailherés, con su cima a 2.000 metros de altiud y a 16,5 kilómetros de la meta en Quérigut. Las previsiones climatológicas son parecidas a las de este viernes.

Prensa Fundación Contador

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.