Carlos Cobos Samuel Blanco Vigo Rías Baixas Santikutz Klasika
Foto: Álvaro García.

El Vigo-Rías Baixas volvió a jugar a ganar en la Copa de España. Su ambiciosa apuesta no obtuvo el premio de la victoria en la Santikutz Klasika, pero sirvió a la entidad presidida por José Luis Chamorro para acumular puestos de honor en la prestigiosa línea de meta de Legazpi y en la clasificación general del certamen estatal.

Samuel Blanco y Carlos Cobos, sexto y octavo respectivamente, estuvieron metidos en la pelea por el triunfo hasta los últimos metros. El resultado firmado por el redondelano le permite ascender a la undécima posición de la Copa de España, justo por detrás del corredor de Azuaga que asaltó la décima posición a falta de una jornada para la conclusión. Por equipos el Vigo-Rías Baixas logró el tercer puesto en tierras guipuzcoanas y en el ranking queda empatado a puntos con el cuarto clasificado, el Supermercados Froiz.

Después de un accidentado inicio, que dejó huella en una rodilla de Blanco, la 86ª Santikutz Klasika se empezó a definir en el último tercio de sus 147 kilómetros. Gorka Beloki contaba con cuatro pupilos en el grupo principal tras seis ascensiones puntuables y activó su ofensiva estrategia en el segundo paso por el alto de Eizaga (3ª categoría). Blanco demarró en este antepenúltimo y séptimo puerto de la jornada, coronando en segunda posición.

Escapada de Barrientos

El ciclista de Redondela no consiguió abrir hueco y el segundo ataque del Vigo-Rías Baixas llegó después de superar el muro de Kirtemberg, de 1.800 metros de longitud y con rampas que se acercan al 18%. Julián Barrientos se fugó en solitario y rodó en cabeza de carrera cerca de 30 kilómetros. El argentino disfrutó de una máxima ventaja de 35 segundos respecto al pelotón.

La aventura de Barrientos concluyó en la aproximación a Deskarga, el puerto de 2ª categoría desde cuya cima restaban siete kilómetros para la meta. Aunque en sus rampas Blanco y Cobos se movieron en los primeros puestos, no pudieron responder al cambio de ritmo de tres corredores. El redondelano estuvo a punto de conectar con el terceto en la entrada a Legazpi, pero finalmente los tres primeros aventajaron en 6 segundos a los dos jefes filas del Vigo-Rías Baixas. Con la victoria se alzó Oier Lazkano (Caja Rural).

El encargado de sellar el tercer puesto por equipos del Vigo-Rías Baixas fue David Domínguez, corredor sub-23 de primer año, que concluyó 29º a 1:10 del ganador. Barrientos, 66º, también completó esta clásica.

La Copa de España 2019 se cerrará este domingo en Alcalá de Henares (Madrid) con la disputa del Gran Premio Macario.

Prensa Vigo-Rías Baixas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.