alex martín bidasoa fundación contador

La Bidasoa Itzulia ha dejado varias lecturas muy atractivas en el seno del Kometa Cycling Team sub-23. Una de ellas ha sido la quinta plaza en la general final del catalán Álex Martín. El corredor barcelonés fue uno de los puntales de la formación en el apoyo al liderato de Alejandro Ropero y también ha sido clave en la conquista de la general por equipos de la prueba vasca. En su primer año en la categoría, Martín mostró un gran estado de forma y se impuso en la general para corredores sub-20, la clasificación que señala a los mejores jóvenes dentro de una prueba esencialmente enfocada para corredores jóvenes (y en la que segundo acabó su compañero Alessandro Fancellu).

“En lo personal me he encontrado muy bien. Y es muy gratificante tener esas buenas sensaciones día tras día mientras trabajas en favor de tu equipo y tus compañeros. Todos los días he llegado bastante delante y eso ha sido lo que al final ha hecho que acabara tan arriba en la clasificación. La baza era Alejandro y lo hemos dado todo por él”, explica el ciclista barcelonés.

Martín fue uno de los corredores más destacados del panorama junior en 2018, temporada en la que compitió en la estructura juvenil de la Fundación Alberto Contador. Ganador del exigente Tour de l´Ain francés o de la prestigiosa Vuelta al Besaya, Martín también acabó segundo en la general de la Copa de España, donde logró la victoria en la cita inaugural del Memorial Joan Bautista Llorens. El cambio de categoría va por buen camino.

“¿Si es duro? Sí, es la verdad; eso es así. Por suerte dentro del equipo me están orientando muy bien. Me hacen ver las cosas de una manera realista, me están llevando poco a poco para que siga con mi progresión y no me estanque. Por eso esta última semana me deja un gran sabor de boca, han sido días de mucho aprendizaje y que aportan mucha motivación para todo lo que viene. La verdad es que tenía especial ilusión por competir en Bidasoa, que es una de las carreras más importantes que hay en el calendario y la había estado preparando con muchas ganas y mucha ilusión”, explica Martín.

Más allá de la evolución de la última etapa de la Vuelta al Bidasoa, Martín valora muy positivamente la experiencia en su globalidad: “Obviamente es una pena perder la carrera el último día, pero nos tenemos que marchar muy contentos porque hicimos todo lo que pudimos. Jugamos nuestras bazas, todas, y no se pudo hacer más. Nos vaciamos completamente. Alejandro llegaba en un momento espectacular de forma y el recorrido le venía muy bien. El primer día confirmó que estaba para ganar. Teníamos muy claro que había que estar con él a tope.  Y a tope estuvimos”.

Prensa Fundación Contador

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.