Ruiz de Larrinaga Ormaitzegui
Foto: Goierriko Hitza

El alavés de MMR-Spiuk eleva aún más su histórico récord en la prueba ‘decana’ del calendario de Euskadi y vence por tercera vez este invierno, apenas tres días después de anunciar su retirada a final de campaña

Un viejo y exitoso ‘rockero’ del ciclocross ha iniciado hoy domingo su particular gira de despedida con triunfo. Javier Ruiz de Larrinaga (MMR-Spiuk) se impuso con claridad en el 48º Ormaiztegiko Ziklo Kross Saria, la prueba más antigua del calendario vasco y última de su trayectoria como corredor para el de Ametzaga en casa, toda vez que su trayectoria concluirá en las próximas semanas con el Nacional de Pontevedra (domingo 13 de enero); las Copas del Mundo de Pontchâteau (20) y Hoogerheide (27), con la cita UCI C2 de Rucphen (26) por medio; y el Mundial danés en Bogense (3 de febrero), si resulta seleccionado como en los últimos once años.

‘Larri’ rompió en la cuarta vuelta -de diez programadas- el amplio grupo de favoritos, en el que resistían Kevin Suárez (2º), Xabier Murias (3º), Aitor Hernández, Jon Munitxa, Ion y Gorka Izagirre. La arrancada del alavés revolvió la prueba y dejó a los dos dos hermanos locales como inmediatos perseguidores de Larrinaga. Sin embargo, en la famosa y difícil bajada del tramo final del circuito, a mitad de prueba, una aparatosa caída dejaba fuera de combate a los dos Izagirre -que rodaban a unos 20″ del pentacampeón de España- y dejaba vía libre a Javi, quien se impuso con cerca de un minuto de diferencia y a ritmo muy tranquilo en los últimos giros.

“He visto a Gorka arriesgando mucho, queriendo ir siempre delante, y eso metía bastante nerviosismo en cabeza”, explicaba tras la prueba Larrinaga, 76 triunfos sobre el barro y nueve de ellos -ocho en esta misma carrera y otro en la localidad durante el Campeonato de Euskadi de 2006- en Ormaiztegi. “En una de las bajadas anteriores a la caída se ha ido al suelo en el asfalto; luego ha tenido otro incidente en la pradera junto al polideportivo de Ormaiztegi, en la que casi me lleva al suelo con él… He visto que tenía que evitar esos incidentes y he tratado de romper el grupo, quizás demasiado pronto, porque en las últimas vueltas me he notado algo más sofocado, precisamente por ese esfuerzo tan brusco y menos habitual en mí. La caída de los Izagirre lo ha marcado todo y, pese a ese menor empuje en el tramo final, he podido disfrutar con la gente, sobre todo en el último giro. Espero que ese golpe de los Izagirre no haya sido nada”.

Fueron meses difíciles, con alguna enfermedad y sin encontrar el mejor nivel en la primera parte de la campaña, pero pretendíamos llegar al 100% de condición a estos meses de diciembre y enero y ahora mismo estamos exactamente donde queríamos. Será una semana tranquila la que viene, pensando en el Campeonato de España, donde Felipe Orts tiene que ser el gran favorito e Ismael Esteban, pese a no competir hoy, ha de ser una referencia a seguir por lo que mostró en Legazpi en 2018. Yo correré el Team Relay del viernes, para probar el circuito, pero por lo demás será una semana de no tantos esfuerzos y enfocando todo al domingo“, concluye ‘Larri’, que viajará a Pontevedra el jueves.

Prensa Javier Ruiz de Larrinaga

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.