Definida la plantilla del Polartec-Kometa sub-23


Fundación Contador Santikutz Klasika
Foto: Álvaro García.

Catorce corredores conformarán el plantel del Polartec-Kometa sub-23 de cara a 2019, una escuadra que presentará seis altas con respecto al presente curso, aunque una de ellas, el italiano Alessandro Fancellu, reciente medalla de bronce en los campeonatos del mundo de su categoría celebrados en Innsbruck, había sido confirmado  hace recientes fechas.

El riojano Arturo Grávalos (Caja Rural), los asturiano Eduardo Pérez-Landaluce (Cafés Baqué) y Yago Segovia (Kuota-Paulino), el italiano Alessio Acco (G. C. Romagnano) y  el catalán Álex Martín (Polartec-Kometa júnior) completan, junto a Fancellu (24 de abril de 2000), el apartado de refuerzos del equipo de la Fundación Alberto Contador. “Vamos a tener un equipo bastante compensado, con muchos y muy buenos escaladores. Algo que, posiblemente, nos convierta en uno de los equipos a batir en la montaña”, esboza  el director Rafa Díaz Justo.

Con respecto a 2018 se mantienen ocho ciclistas: el alicantino Jorge Pastor, el abulenseSergio Hernández, el balear Joan Martí Bennassar, el gallego Alejandro Regueiro, el madrileño Carlos García, los andaluces Sergio García y Alejandro Ropero y el colombiano Jhon Stiven Ramírez, quien a su vez se incorporó a finales de mayo en período de pruebas, aportando actuaciones muy interesantes.

Álex Martín (25 de enero de 2000), tras un gran 2018 con triunfos en el Trofeo Cabedo, la Vuelta al Besaya, el Tour de l´Ain o la Vuelta a Talavera, da el salto desde la estructura junior de la Fundación y afronta su aterrizaje y adaptación a una nueva categoría. Alessio Acco (4 de abril de 2000) fue en 2017 el campeón italiano junior; “un todoterreno, con buena punta de velocidad pero que también pasa muy bien la montaña”, explica el mánager deportivo Félix García Casas.

Arturo Grávalos (2 de marzo de 1998) es uno de los mejores escaladores del campo aficionado. “En él vemos un fondista todoterreno”, contextualiza Díaz Justo. “Posiblemente sea el corredor con más visión de carrera para las fugas y las ofensivas, tiene un talento impresionante. Con un poco de punta de velocidad puede obtener muchos resultados”.

Eduardo Pérez-Landaluce (1 de mayo de 1998) regresa a una estructura deportiva de la Fundación Alberto Contador después de haber formado parte del equipo junior en 2015. “En la Fundación Euskadi dio un paso de gigante; este año quizás ha vivido una temporada más de transición, pero es un corredor que nos puede aportar muchísimo, por ejemplo con ofensivas lejanas”. Yago Segovia (27 de noviembre de 1999) también es un corredor muy completo. “Con un perfil todoterreno“, condensa García Casas. “Esta temporada nos ha mostrado que es un ciclista incombustible, un gran trabajador”, concluye Díaz Justo.

Prensa Polartec-Kometa

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.