Valverde se asoma al rojo y Woods sobrevive al infierno de Bizkaia


Mike Woods (Education-First Drapac) se ha alzado con la victoria en la 17ª etapa de la Vuelta Ciclista a España (2.UWT, España), disputada hoy sobre un recorrido de 157 kilómetros entre Getxo y la novedosa meta en el Balcón de Bizkaia-Monte Oiz. Simon Yates (Mitchelton-Scott) mantuvo el liderato aun tras perder ocho segundos en meta con su máximo perseguidor Alejandro Valverde (Movistar).

Sin descanso tras la contrarreloj de ayer, los corredores afrontaron hoy una escarpada jornada integramente por el País Vasco. Con salida en Getxo, poco tardó en conformarse una disputada y numerosa fuga de 26 corredores.

Vincenzo Nibali, Franco Pellizotti (Bahrain-Merida), Alexandre Geniez (Ag2r La Mondiale), Omar Fraile (Astana), Alessandro De Marchi, Dylan Teuns (BMC Racing Team), Rafal Majka, Lukas Pöstlberger (Bora-hansgrohe), Thomas De Gendt (Lotto-Soudal), Andrey Amador (Movistar Team), Pieter Serry (Quick-Step Floors) Amanuel Ghebreigzabhier, Merhawi Kudus (Dimension Data), Simon Clarke, Michael Woods (Education First-Drapac), Ilnur Zakarin (Katusha-Alpecin), David De La Cruz, Jonathan Castroviejo (Team Sky), Jai Hindley (Team Sunweb), Bauke Mollema (Trek-Segafredo), Valerio Conti (UAE Team Emirates), José Mendes (Burgos-BH), Cristian Rodríguez (Caja Rural-Seguros RGA), Jesús Herrada, Stéphane Rossetto (Cofidis) y Héctor Sáez (Euskadi Murias) conformaban la escapada.

Con una diferencia que llegó a alcanzar los ocho minutos, Thomas de Gendt (Lotto-Soudal) hacía buenos los pronósticos y tras filtrarse en la fuga se colocaba líder de la montaña en detrimento de un Maté (Cofidis) que, a duras penas, se descolgaba con el único objetivo -cumplido- de finalizar la etapa a pesar de su bronquitis.

Por detrás, Euskadi-Murias, por mostrarse en su tierra, y Mitchelton-Scott, como equipo del líder, eran los encargados de marcar el ritmo hasta la irrupción de Astana en los últimos 15 kilómetros. El ritmo impuesto por los hombres de Superman López reducía la renta hasta los cuatro minutos antes de la decisiva ascensión final.

Pello Bilbao (Astana) comandaba el grupo de los favoritos -en fila de uno- al tiempo que Pinot o Urán perdían contacto. El gas de Pello se desvanecía al tiempo que Valverde hacía la primera gran aceleración y descolgaba, definitivamente, a un Nairo Quintana que hacía la goma durante rampas anteriores.

Con Yates soldado a su rueda, Superman López era el siguiente en probar fortuna. El cambio del ritmo del colombiano encontraba respuesta en Mas, Yates y Valverde. No así en un Kruijswijk que cruzaría la meta al son de Quintana, cediendo ambos casi un minuto con el líder.

Por delante, mientras, Woods, De la Cruz, Teuns y Majka emergían como los más fuertes de la numerosa fuga y se intercambiaban los golpes y demarrajes. De la Cruz primero y Majka después no abrían hueco y acababa por ser un correoso e inspirado Mike Woods el que lograba el propósito de marcharse sin compañía. Atrancado, sin un gramo de fuerza en la recámara, el canadiense cruzaba la meta victorioso y emocionado, recordando a un amigo fallecido y al hijo que su mujer y él perdieron hace dos meses.

Con el de Education-First reposando tras el esfuerzo, las cámaras de meta mostraban entre la niebla el dispar pedaleo de Valverde y Mas alejarse del de Simon Yates. Valverde, atrancado, y Mas, con la cadencia de la nueva escuela, abrían hueco y cruzaban la meta aventajando en ocho segundos a un maillot rojo que aun no tiene dueño.

Valverde, segundo a 25 segundos, y Mas, tercero a un minuto y veintidós segundos, son por el momento la principal amenaza. López, cuarto, y Kruijswijk, quinto, a más de minuto y medio pierden opciones ante las últimas dos jornadas de montaña andorrana de viernes y sábado. Nairo Quintana, sexto en la general, cede ya más de dos minutos con el actual líder.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *