Geraint Thomas (Sky) se ha alzado con la victoria en la 11ª etapa del Tour de Francia 2018 (2.UWT, Francia), disputada hoy sobre un montañoso recorrido de 113 kilómetros entre Albertville y la estación alpina de La Rosière. En una absoluta exhibición del equipo Sky, Thomas se vistió con el maillot amarillo de líder y Chris Froome aventajó en más de 35 segundos a Quintana, Nibali y Bardet entre otros.

Tras la descafeinada primera etapa de montaña de la jornada de ayer, la corta y explosiva undécima jornada de esta edición deparó, en abundancia, ataques y contraataques. Tras una, hoy sí, dura lucha por conformar la escapada de la jornada, fue la segunda ascensión del día, el encadenado del Col du Pre y Cornet de Roselend, la que se desencadenó la verdadera pugna tan añorada.

Con nombres de entidad como Barguil, Dani Navarro, Mikel Nieve, Jesús Herrada, Tanel Kangert, Julien Alaphilippe o Marc Soler conformando una fuga de quilates y escaladores, eran los hombres de Movistar quienes, a falta de cinco kilómetros para coronar Pre y con más de 65 kilómetros por delante, encendían el ritmo en el pelotón. Bennati primero y Amador después, aceleraban la marcha antes de que un valiente Alejandro Valverde demarrara con fuerza en pos de debilitar los cimientos de la estructura Sky.

El murciano abría hueco y mientras por detrás los escuderos de Froome preferían confiar en la fuerza del bloque, Valverde encontraba en Marc Soler el perfecto aliado para ampliar hasta los dos minutos su renta a falta de tres kilómetros de la cima de Roselend.

Con Moscon venido a menos y a punto de hacer su aparición estelar un Castroviejo que parece ser el hombre multiherramienta de los británicos en este Tour, Franco Pellizoti y Domenico Pozzovivo endurecían el ritmo en pos de un demarraje de Nibali que nunca llegó. El arreón de los hombres del Squalo reducía la diferencia y apenas un minuto separaba a la dupla de Movistar del pelotón principal al paso por el premio de montaña.

Por delante, ajenos al revuelo, los fugados se miraban al tiempo que Mikel Nieve se marchaba en solitario en pos de una exhibición que, hoy, no tenía grabada su nombre. Lo intentó el vasco, pero Sky vapuleó su tentativa. La suya y la de todos los que hoy osaron desafiarles.

Lo probó Dumoulin. El neerlandés aprovechó la ayuda de Kragh Andersen y en el descenso previo a la ascensión final abrió hueco. Alcanzó a un Valverde exhausto y prosiguió su esfuerzo al tiempo que, por detrás, los candidatos caían de maduros.  Valverde ya neutralizado, Majka, Fuglsang, Adam Yates, Zakarin o Egan Bernal se desplomaban al tiempo que Mikel Landa cedía metros del grupo encabezado por un inconmensurable Michal Kwiatowski.

Así, con Nieve amenazado por un Dumoulin que rodaba con treinta segundos de renta sobre los principales candidatos a la general, se produjo el inicio de una exhibición pocas veces vista en la ronda gala. Geraint Thomas (Sky) demarraba y se marchaba en solitario con un Chris Froome que, de vigilante, salvaguardaba las opciones de su compatriota.

Nadie se atrevía a marcharse tras el virtual líder de la prueba. Thomas alcanzaba a Dumoulin y, aprovechando un demarraje de un siempre combativo Dan Martin, Froome continuaba la exhibición. Geraint desgastaba a Dumoulin mientras, por detrás, Froome aventajaba a un despistado Nairo Quintana que volvió a jugar mal sus cartas.

La etapa en el aire y Sky más hambriento que nunca. Froome alcanzaba a Dumoulin y Thomas demarraba y pulverizaba las opciones de Nieve. Se vestía de líder Thomas y se congratulaba Froome. El Tour sigue siendo el Tour y Sky sigue siendo Sky.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.