Yates aprovecha otra oportunidad


Yates (Mitchelton-Scott) alzando los brazos en Osimo. Foto: Giro.it

Simon Yates (Mitchelton-Scott) se ha alzado con la victoria en la undécima etapa del Giro d´Italia 2018 (2.UWT), disputada hoy sobre un recorrido de 153,2 kilómetros entre Assisi y Osimo. El británico confirma así su liderato y es más maglia rosa antes, aun, de las jornadas de montaña más decisivas de este Giro.

Sin tiempo para el descanso. Así se desarrolló, casi desde el inicio esta undécima etapa del Giro d´Italia 2018. Con constantes intentos de fuga, no fue hasta el kilómetro 40 cuando acabaría por conformarse la que sería la fuga de la jornada. Ataques y más ataques en una hora inicial de carrera a más de 50 km/h dieron paso al demarraje, uno pero suficiente, de Luis León Sánchez (Astana) y Alessandro de Marchi (BMC).

La comunión entre dos de los hombres más experimentados del pelotón fue total y no tardó en abrirse el hueco, coincidiendo con el inicio de la primera de las ascensiones de la jornada. Con la renta ampliándose y ya cercana al minuto, Masnada (Androni-Sidermec), Maestri (Bardiani-CSF) y Turrin (Willier-Triestina) buscaban, con la apatía de un pelotón exhausto tras la jornada de ayer, conectar con la cabeza de carrera.

El dúo se convertía en quinteto y pronto comenzarían los relevos y la buena sintonía entre ellos. No bastaría. Los muros de la parte final eran un caramelo demasiado “goloso” para los Wellens, Battaglin y compañía y, pronto, con la diferencia rondando los cuatro minutos, los hombres de Lotto-NL Jumbo y Lotto-Fix All comenzaban a trabajar en el pelotón.

El buen hacer de los fugados poco podía hacer y, menguando poco a poco, su diferencia acababa por esfumarse a falta de cinco kilómetros para el final, justo en la antesala del exigente circuito final por las calles de Osimo. Stybar (Quick-Step) fue el primero en probarlo y Wellens (Lotto-Fix All) no quiso dejar la oportunidad.

La valentía del belga y el demarraje del checo quedaron en nada ante el trabajo de un Mitchelton-Scott lanzado tras apreciar las dificultades de un Froome que acabaría cediendo 40 segundos en meta. Con el británico descolgado y el dúo ya neutralizado, era el propio Simon Yates quien, ataviado con la maglia rosa, demarraba con contundencia a falta de dos kilómetros para el final.

El británico se marchaba en solitario ante la única oposición de un sobresaliente Tom Dumoulin (Team Sunweb) que, a unos metros, apenas perdía tres segundos en meta con la incontestable maglia rosa del Giro. Pinot (FDJ), a 8 segundos, Fabio Aru (UAE Team Emirates) a 21 y Richard Carapaz a 23, tampoco pudieron seguir el demarraje del líder. Froome es ya duodécimo a 3 minutos y 20 segundos de Yates.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.