Fundación Contador Legazpia
Foto: Álvaro García.

En la monumental Clásica de Santa Cruz de Legazpi (Gipuzkoa), el cordobés Antonio Gómez se anotó su segundo éxito en esta Copa de España 2018 tras el de la Clásica de Torredonjimeno y otro andaluz, Juan Pedro López, fue el mejor clasificado del Polartec-Kometa sub 23.

El sevillano finalizó séptimo, dentro del primer grupo que llegó a meta, a 42 segundos, tras el triunfante Gómez.  El equipo de la Fundación Contador cuajó una gran actuación, con mucha presencia en carrera a la que sólo le faltó el remate de un éxito mayor. Pero se marcha de Legazpi con una segunda plaza en la clasificación por equipos  y dos de sus corredores, Carlos García y Alejandro Regueiro, involucrados en la lucha por la general de la montaña.

Regueiro y García estuvieron muy atentos a los primeros movimientos que se dieron en la Clásica. Jorge Pastor cogió su relevo para integrarse en la fuga de ocho unidades que comandaría la carrera durante un momento de la competición y que le valdría para coronar primero Atziria. Durante el primer paso por Eizaga pasarían al ataque Regueiro y García y, con posterioridad al segundo paso por Atziria, serían Cantoni y el propio García los que cumplirían con ese cometido integrándose en una escapada de dieciocho corredores. La fuga más relevante y decisiva del día, porque cogería un buen colchón de tiempo  con facilidad, porque contaba con muchos equipos representados y porque de ella, en el ascenso a Liernia, saldrían los tres hombres (Joel Nicolau, Antonio Gómez y Óscar Linares)  que compondrán la fuga que catapultará al andaluz Gómez.

Ya con Gómez en solitario en cabeza de carrera, con un minuto y medio de margen, el Polartec-Kometa trabajará junto al Lizarte del todavía líder de la Copa de España Antonio Soto, sexto finalmente en la meta,  para intentar reducir las diferencias al máximo.  “En lo climatológico ha sido una carrera bastante complicada con casi tres horas de muy mal tiempo, lo que ha influido en percances y caídas”, explica el director Rafa Díaz Justo. Carlos García, sin consecuencias, se fue al suelo en lo últimos kilómetros. “Logramos meter a dos de los nuestros en la fuga de dieciocho unidades que logró casi tres minutos. Esa fuga, de cara a controlar la carrera, nos iba bien. Pero al mismo tiempo le beneficiaba al Lizarte y a la propia fuga. El equipo Lizarte conseguía que, de cara a la general de la Copa, se restasen muchos puntos. Y la escapada, porque había varios miembros del Caja Rural. Era una situación un poco complicada. Cuando se formó el trío pudimos indicar a los nuestros que esperasen al pelotón que venía por detrás. Pero en lo que a distancia se refiere, no hubo tiempo material. Juanpe y Carlos llegaron en ese primer grupo y José Antonio fue primero en el sprint de un segundo grupo”.

Sin pausa, la Copa de España regresa este domingo en tierras catalanas con la celebración de su penúltima carrera: el Memorial Xavi Tondo de Valls.

Prensa Polartec-Kometa

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.