Battaglin se impone en vísperas del Etna


Battaglin (LottoNL-Jumbo) alzando los brazos en la meta. Foto: Giro d´Italia

Enrico Battaglin (LottoNL-Jumbo) se ha alzado con la victoria en la quinta etapa del Giro d´Italia 2018 (2.UWT, Italia), disputada hoy sobre un recorrido de 153,2 kilómetros entre Agrigento y Santa Ninfa (Valle del Belice). Rohan Dennis (BMC) se mostró sólido en el repecho final y portará la maglia rosa en la primera jornada de verdadera montaña mañana camino del Etna.

Tras la maratoniana jornada de ayer, con más de 210 kilómetros de recorrido, el recorrido de hoy, más llano en la primera mitad de la etapa y con varias ascensiones y un duro repecho final en los últimos 50 kilómetros, hacía presagiar un inicio calmado y una fuga consentida.

Con el banderazo de salida el guion comenzaba a representarse y cuatro eran los hombres que buscaban, cinco etapas después, ser la primera escapada exitosa de esta edición. Eugert Zhupa (Willier Triestina), Andrea Vendrane (Androni-Sidermec) y la dupla del Trek Segafredo, Ryan Mullen-Laurent Dillier, caminaron durante más de 130 kilómetros en pos de un objetivo tan alejado como poco factible.

Bajo el control de un motivado Lotto-Six All, convencido de las posibilidades de Wellens de repetir triunfo, la diferencia se fue esfumando con el paso de los kilómetros al tiempo que, las cotas de cuarta y tercera categoría imprimían nerviosismo en las primeras posiciones del pelotón.

Los equipos de los favoritos buscaban la mejor colocación posible, a sabiendas de la estrechez del recorrido y a fin de evitar posibles enganchones, mientras, por delante, la discordancia se imponía como la tónica dominante. Los relevos se racaneaban y era Vendrane quien demarraba y buscaba un suicida intento solitario a falta de 20 kilómetros para el final.

Demostró raza el joven italiano quien, solo a falta de 7 kilómetros, dio su brazo a torcer ante un pelotón venido a menos ante las numerosas caídas acontecidas en los últimos 15 kilómetros. Implicados, sin consecuencias y sin besar el suelo, Pozzovivo (Bahrein-Merida) y Schachmann (Quick-Step Floors), la mala fortuna de la jornada recayó en un Miguel Ángel López (Astana) que, cortado por una caída a falta de 5,6 kilómetros para el final, cedía 43 segundos en meta.

Con el colombiano fuera de combate, un ratonero y angosto circuito por las calles de la localidad siciliana llevaron a los corredores a un repecho final de 500 metros al 7%. Lo probó antes, a 2 kilómetros para el final, un Tim Wellens (Lotto-Soudal) que no supo elegir el momento preciso hoy. Sí lo hizo, mejor que nadie, Enrico Battaglin (Lotto-NL Jumbo). El combativo corredor italiano, que ya fuera tercero en la jornada de ayer, fue el más rápido entre los 42 corredores que alcanzaron agrupados la parte final. Giovanni Visconti (Bahrein-Merida) y José Gonçalves (Katusha) completaron el podium respectivamente.

Mañana, sexta etapa y primera jornada clave de este Giro 2018: final en el mítico Etna. Los corredores deberán ascender sus 15 kilómetros a casi el 7% de pendiente media y será en sus rampas donde podremos seguir aclarando quien tiene las mejores piernas de esta edición. 164 kilómetros entre Caltanisetta y la mítica cima que podrían mostrar ya quien no va a ganar este Giro.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.