Kittel se estrena en un final accidentado


Marcel Kittel (Katusha-Alpecin) se ha alzado con la victoria en la segunda etapa de la Tirreno-Adriático (2.UWT, Italia), disputada hoy sobre un recorrido de 167 kilómetros entre las localidades de Camaiore y Follonica. Patrick Bovin (BMC) es el nuevo líder -por el puestómetro- en detrimento de su compañero Caruso quien pasa ahora a la segunda posición seguido de Greg Van Avermaet (BMC), tercero.

Con un perfil completamente llano, Foliforov (Gazprom), Sagiv (Israel) y Jacopo Mosca (Wilier) han conformado la fuga de la jornada y con una renta cercana a los cuatro minutos han resistido en cabeza de carrera hasta ser neutralizados por los equipos de los sprinters a falta de 12 kilómetros para el final.

Así, con el pelotón agrupado, un final complicado y con múltiples estrechamientos acababa por provocar una numerosa “montonera” a falta de 7 kilómetros para el final. El grupo, roto en mil pedazos, no volvería a agruparse ante la proximidad de la llegada siendo Adam Yates -cediendo 1 minuto y 13 segundos- y Primoz Roglic -dejándose 1 minuto y 42 segundos- los hombres más afectados de cara a la general.

Con un pelotón más reducido de lo habitual, fueron los hombres del Katusha-Alpecin los encargados de preparar la llegada para un Kittel que, hasta la jornada de hoy, no sabía lo que era ganar en este 2018. Hoy, con un poderoso rush final, el corredor alemán lograba el que además es su primer triunfo en suelo italiano superando a Peter Sagan (Bora-Hansgrohe) y a Giacomo Nizzolo (Trek-Segafredo).

Mañana, tercera jornada con la exigente ascensión final al Muro di Trevi, con 1,5 kilómetros al 11,5% y rampas cercanas al 20% de desnivel. Tres pasos por la mencionada ascensión podrían ser suficiente para ver la primera batalla entre los favoritos. Descubre todo sobre esta Tirreno-Adriático en nuestra previa