Poels (Sky) entra victorioso en el Alto de Allanadas. Foto: Álvaro García
Ciclismo en Carretera Destacado

Esperábamos a Froome y apareció Poels

Wouter Poels (Team Sky) se ha alzado con la victoria en la segunda etapa de la 64ª edición de la Vuelta Ciclista a Andalucía-Ruta de Sol (2.1, España), disputada hoy sobre un recorrido de 140 kilómetros entre la localidad de Otura y el alto de Allanadas, en el término municipal de La Guardia de Jaén.

Nueve fueron los corredores que acabaron por conformar la numerosa fuga de la jornada. Álvaro Cuadros (CJR), Enrique Sanz (EUS), Diego Rubio (BBH), Przemyslaw Kasperkiewicz (DMP), Alexis Gougeard (ALM), Pascal Eenkhoorn (TLJ), Jeroen Meijers (ROP), Sho Hatsuyama (NIP), y Aaron Verwilst (TSV) tomarían ventaja en los primeros kilómetros de la etapa y pasarían ya destacados por la primera ascensión de la jornada, el alto de Puerto Lope (2ª). Álvaro Cuadros, aun en su Granada natal, pasaba en primer lugar por la cima.

Con la diferencia rondando los siete minutos, el granadino de Caja Rural-Seguros RGA pasaba en primer lugar también por los altos del Castillo (3ª) y de Locubín (2ª).

Comandando las operaciones en el pelotón Sky y Astana, la numerosa fuga quedaría reducida a tan solo tres corredores en la última ascensión puntuable de la jornada, la del alto de Valdepeñas, de tercera categoría. Alexis Gougeard (ALM), Pascal Eenkhoorn (TLJ) y Diego Rubio (BBH) tomaban ventaja y pasaban a conformar la cabeza de carrera con, ahora sí, solo tres minutos sobre un pelotón comandado siempre por los equipos más importantes de la prueba.

Cuadros (Caja Rural-Seguros RGA) al paso del Alto de Puerto Lope (2ª). Foto: Álvaro García

Ascendido el alto de los Villares -no puntuable- los tres fugados encaraban la última y decisiva ascensión con algo más de un minuto de renta. Diego Rubio, quien se parecía eregirse como el más fuerte de los fugados, abría distancia con sus dos compañeros y cruzaba la pancarta de los últimos 4 kilómetros con 50 segundos de renta.

De los favoritos, el primero en cambiar el ritmo fue Jakob Fuglsang (Astana). El danés, con confianza tras su gran inicio de temporada, se llevaba tras de sí a Mikel Landa (Movistar), Tim Wellens (Lotto-Soudal) y, el a la postre vencedor, Wouter Poels (Sky).

Ante la negativa de sus compañeros a relevar, el danés cesaba en su afán una vez Diego Rubio había sido ya neutralizado. Otros corredores -como Froome o Luis León Sánchez- regresaban a la cabeza de carrera con el parón y el juego volvía a reiniciarse.

Froome (Sky) tuvo dificultades para poder recuperar la respiración normal una vez cruzó la línea de meta. Foto: Álvaro García

Lo probó entonces el siempre combativo Tim Wellens. Vencedor de una etapa en la edición pasada de la ronda andaluza, abrió hueco y parecía tener la victoria en su bolsillo. Entre miradas, Poels lo probó por detrás a falta de 400 metros y, mientras, algunos esperaban el movimiento de Froome, su compañero volaba sobre el asfalto de Allanadas en busca de un Wellens que, exhausto, poco podría hacer en los últimos metros frente al hombre del Sky.

Al final, triunfo y liderato para un Poels que vuelve a demostrar que, aún sin el mejor Froome, Sky puede dormir tranquilo. Segundo fue un Luis León Sánchez que, a tan solo dos

segundos del neerlandés, aun puede soñar con alzarse con la clasificación general el próximo domingo en la contrarreloj individual de Barbate.

Wellens, tercero también a dos segundos, y Landa y Fuglsang a cuatro segundos parecen los únicos  capaces -junto a Luisle- de disputar el maillot rojo de líder a Poels en la decisiva contrarreloj del domingo. Froome cruzó la meta a 27″ de su compañero y con ciertas dificultades en su respiración.

Comenta la noticia

Click aquí para comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.