La trastienda de la Bira

0
La belleza del momento: Annemiek van Vleuten gana en San Miguel de Aralar, Aafke Soet (Parkhotel) se acerca a felicitarla y Gracie Elvin (Orica-Scott) recupera el aliento. Foto Saul Miguel

Siempre es tarea complicada resumir en unos párrafos lo vivido “entre bambalinas” cuando seguimos una carrera. Esta Emakumeen Bira 2017 nos ha subido el listón muy alto: ha sido una edición sublime, tanto por la resolución emocionante del último día como por las experiencias vividas. Aquí os dejamos algunas de ellas.

Día 1- Iurreta
Tras el aperitivo perfecto de Durango, nos dirigimos hacia Iurreta y allí nos encontramos a Peter van der Veen, posiblemente el mejor analista de ciclismo femenino a nivel mundial, que decidió visitar la carrera vasca por 1ª vez. Otro que también se estrena es Balint Hanvas, uno de los fotógrafos más afamados a nivel mundial, el ojo tras CyclePhotos y el 50% de Velófocus.

Volver a saludar a las Cervélo-Bigla, con la eterna sonrisa de Cecilie Uttrup-Ludwig. Con tan sólo 4 componentes (Marie Vilmann fue baja de última hora por un problema en el talón de Aquiles), intentarán llevarse la general y para ello han de desbancar a Orica-Scott. No será tarea fácil, pero van a intentarlo con todo lo que tienen.

Ir en el coche del VéloConcept Women es un lujazo.  Encantadores los daneses y muy interesante (no) oir porque se oía fatal a las corredoras. Al final, su corredora más rápida, Christina Sigaard, con un amargo 4º puesto en el sprint.

Presencia importante de las nuestras en carrera: lástima la caída de Ziortza Isasi, que se dolía amargamente de la rodilla y tuvo que abandonar la carrera.
La remontada espectacular y enrabietada de Lourdes Oyarbide, que se repone de forma magistral de un enganchón antes de la emboscada final y llega con el grupo delantero.
La confirmación de que lo de Eider Merino de Durango promete emociones fuertes en esta Bira.
El “la fama no es lo mío” de Lorena Llamas, escabulléndose como puede del speaker con el micrófono en mano …

El Peluchen Fan Club de cerveceo en el bar ya bautizado como bar Peluchen, rememorando el mágico momento donde le entregamos el peluche (un burro) y el vino a Annemiek hace 2 años. El buen rollo se va extendiendo: ya somos 5.

Dia 2 – Markina-Xemein
Ver la carrera desde el coche del Alé-Cipollini es una experiencia difícil de olvidar. Primeros en la general, tenemos una perspectiva fantástica del precioso y sinuoso recorrido al lado de Fabiana Luperini y el mecánico italiano, que se pasa media carrera bostezando y la otra media gruñendo. La presencia en la escapada de Soraya Paladin nos ofrece grandes momentos desde el coche, repartiendo ánimos y agua a partes iguales.

Fabiana Luperini dando instrucciones a Soraya Paladin. Foto Yolanda Álvarez
Fabiana Luperini dando instrucciones a Soraya Paladin. Foto Yolanda Álvarez

Al final, escapada absorbida y gran 2º puesto de Ane Santesteban tras Amanda Spratt. Como alegría añadida, Alicia González se enfunda el jersey rosa de mejor sub-23. Entre sirimiri y rayos de sol, nos vamos a por una bien merecida cerveza a otro de los bares míticos de la Bira, 4 humanos y uno de los peluches del podio, regalazo de Ramiro Bengoechea, de WNT.

Día 3 – Antzuola
Niños niños niños. Charla con Ashleigh Molman (crítica con ASO, muy interesante) a la que le encanta la Bira. Su familia está aquí, Carl Pasio incluído, un encanto de hombre.
Hoy toca ir en el coche de su equipo, el Cervélo-Bigla. Otro máster acelerado de ciclismo femenino. Jochen, su director aquí, es un oso un tanto cascarrabias. No le gusta el dulce, me regala una ensaimada (¡!). Encantados con Euskadi y con su hotel en Mondragón. Palabras no demasiado amables para la gran Emma Johansson, “una gran corredora pero un tanto egoísta y sin muchos amigos en el pelotón”. Aunque nos choca el comentario, más tarde en el bar con el Peluchen fan club sacamos algunas conclusiones y en cierta manera nos encaja con resultados y reacciones del pelotón hacia la campeona sueca …
A Ashleigh no necesita dirigirla. Su experiencia le sobra. Cecilie, una niña. Un terremoto al que van frenando. Aquí le toca ir tranquila, no desgastarse. La temporada es larga y tienen bonitos retos que afrontar. Si por ella fuera, atacaba de salida cada día.

Hablamos con Gracie Elvin tras la etapa. Me impresiona ver lo fresca que está tan sólo unos minutos tras la etapa . Annemiek no se encontró muy fina hoy. Sufrió en la subida. El plan de Orica según Gene Bates es ganar todas las etapas y la general. Se puede. No sé si fácilmente, pero es factible. Tan sólo Cervélo-Bigla les puede plantar cara, pero tienen los números: 6 contra 4.

No fue un buen día para las nuestras. Lorena con salida de cadena a 5 de meta cuando estaba haciendo la etapa de su vida. Eider tiene que cambiar bici a 2 de meta. Mavi se le sale la cadena a 500 m …. Lorena pierde unos puestos muy valiosos en la general. Alicia no puede mantener el jersey de mejor joven. Pasa a la sorprendente Nikola Nosková, del BePink. Ane sigue firme, hasta donde llegue. Me cuenta en un café antes de la salida que no tiene ni idea cómo va a sentirse en las etapas del fin de semana. Es un misterio tras tanto tiempo sin tocar la bici. Pero está feliz de correr y de verse en su casa así.

Ashleigh Moolman compartiendo sonrisas con la pléyade de niños presentes en Antzuola. Foto Saul Miguel
Ashleigh Moolman compartiendo sonrisas con la pléyade de niños presentes en Antzuola. Foto Saul Miguel

Día 4 – San Miguel de Aralar
A la Bira se le pedía por parte de corredoras y aficionados un final en alto. Y por fin lo hemos tenido. Preciosa la etapa que partía de Etxarri-Aranatz, con bastante ambiente por ser fin de semana. La plaza donde se da la salida es perfecta para acoger un arranque de etapa. Oportunidad para charlar con corredoras a las que todavía no habíamos saludado: Parkhotel (Eva Buurman, encantadora, y Hanna Solovei, un reto personal desde hacía años que me sorprendió positivamente. Muy abierta la polémica corredora ucraniana, por cierto.

Drops Cycling Team es uno de los equipos con más encanto del pelotón internacional, y están haciendo un trabajo silencioso pero muy acertado y consiguiendo subir un punto de calidad en cada carrera. Su líder Ann-Sophie Duyck va subiendo de forma con cada carrera, y así lo demostró el fin de semana. Octava en la general final y la sensación de que lo mejor de la temporada está por llegar. Y esa sensación de que la corredora completa que ella misma está modelando con mucho mimo va en el camino correcto. Momento curioso cuando ve a nuestro colega neerlandés, me pregunta si es un periodista y les presento: “Oh, ven que te presento. Es Peter van der Veen … Peter: Ann-Sophie” …

Ermm. ¿Era necesario presentar a la belga al, en mi opinión y en la de muchos, el mayor conocedor de ciclismo femenino mundial? Claro que no, pero el momentazo me hizo reir delante de ambos mientras se daban la mano y saludaban en su idioma.

Felicitamos a la checa Nikola Nosková por su enorme rendimiento en esta Bira. Nos hemos estado informando sobre ella y descubrimos que, además de su plata en el mundial de ciclocrós del 2016, como juvenil ha hecho grandes puestos en etapas de montaña y clasificaciones generales de pruebas por etapas. Conclusión: sorpresa sí, pero relativa. La anécdota curiosa es que me comenta que por desgracia no va a poder defender su jersey rosa de mejor joven el último día porque tiene un examen el lunes y el vuelo el domingo por la mañana … casi se nos caen los párpados, la acreditación y todo. ¿¿¿Cómo??? Sí, su director deportivo lo confirma. Están intentando cambiar el examen o el vuelo, pero lo ve complicado. Ciclismo femenino 2017. ¿Se avanza? Sí, pero a paso de tortuga.

Detallazo precioso de Ashleigh Moolman con Lorena Llamas: la felicita por su enorme actuación del día anterior. Estas son las cosas que engrandecen el deporte. Si ya teníamos en alta estima a la ciclista sudafricana, con este gesto nos ha ganado para siempre.

Como decíamos, la llegada a San Miguel es preciosa, pero se demuestra una vez más que las ciclistas necesitan más dureza. Se les hizo corto y la etapa y el final no tenían la dificultad esperada. Esprín relámpago de Annemiek, Ashleigh y la sorprendente Nikola Nosková. La neerlandesa nos sigue insistiendo en que no está teniendo las mejores sensaciones, y el pulsómetro lo corrobora.

Orica-Scott haciendo felices a la familia amiga de Emma Johansson. Foto Saul Miguel
Orica-Scott haciendo felices a la familia amiga de Emma Johansson. Foto Saul Miguel

Muchas caras de ciclistas en la cima: las hermanas Usabiaga, Aran Aspiroz, Leire Olaberria, que nos cuenta cómo es su nueva faceta de madre y los planes de su equipo de pista (Gipuzkoa Ogi Berri). Estaba feliz de ver ganar a su buena amiga Peluchen, y nos confirma lo que ya sabíamos: que las Orica están bastante descontentas con el recorrido y que está perdiendo forma …. Hablando del Orica, uno de los momentazos del día es ver al equipo al completo bajar en bici desde la cima y continuar rodando por la nacional. No sabemos si se hicieron los 100 kilómetros hasta su hotel en Elorrio o no. Pero la imagen resultó de lo más chocante. Un equipo australiano que parecía muy confiado en su victoria final. Pocos pensábamos que la carrera giraría como lo hizo en la jornada siguiente y definitiva.

Día 5- Errenteria
Gran ambiente ciclista en el pueblo de Ane y Lierni. Calor. La primera misión del día era saber si Nikola Nosková estaría presente o no. Nos dirigimos al coche del BePink y empezamos bien  la jornada: ¡han podido cambiar el vuelo de la checa y sí, estaría en la línea de salida feliz defendiendo su puesto de privilegio!

Como el año pasado, pantalla para seguir la carrera desde los últimos 50 kilómetros. Lástima del triángulo de las Bermudas que nos privó de ver lo mejor de la etapa: el ataque de Ashleigh, el hundimiento lento pero seguro del Orica-Scott, salvado su honor por la clase de Van Vleuten, el ataque de Eider, codeándose de tú a tú con las mejores, poniendo en aprietos a la propia neerlandesa en Jaizkibel y desmostrándose que sí se puede. Gran diversión con el Peluchen fan club casi al completo. Por fin conocemos al forero txapuzi, uno de esos fieles seguidores de ciclismo femenino al que se le veía feliz de poder ver en directo a sus ídolas, y en su pueblo. Un placer compartir con Javi Linares este día, y con Yon Suinaga.
El post-carrera es posiblemente el mejor de la semana, con las felicitaciones obligadas y emocionadas a la ganadora y grandísima protagonista del día, Ashleigh Moolman, a la mejor joven checa, con la que el ciclismo fue amable (por cierto, nos comenta que le encanta el ciclocrós, que no quiere elegir entre carretera y barro, y que espera no tener que hacerlo, aunque parece ser que el BePink no está igualmente contento con su pasión invernal. Ante la pregunta de si también le gustan las ruedas gordas nos responde con un rotundo: “I hate mountain-bike”. Queda dicho.

Comos os decíamos, el rato post-carrera es de los memorables: charla-clase magistral del interesantísimo Carl Pasio, que tiene una visión, compartida por muchos y muchas corredoras por cierto, más allá de ASO. Trabajando por una alternativa al negocio puro y duro en que se está convirtiendo el ciclismo femenino actual.

Encuentro final con Annemiek, charla tendida, foto obligada de despedida y un hasta pronto con gesto de idolaza al viento: “I like to suffer!!”

Y qué deciros del encuentro en el bar, con los bocadillos bien ganados para todos y el Cervélo al completo, excepto Ashleigh que aún está tratando de sacar una muestra de orina para el control anti-dopaje. Encantadoras Clara Koppenburg y Christina Perchtold, agotadas por el trabajo realizado estos 5 días.  Ellas han sido los peones en la sombra que también han hecho posible la victoria final. Clara nos comentaba cómo se había pasado toda la etapa siendo la sombra de Amanda Spratt, y sonriéndola como si fuera su peor pesadilla. ¿Y qué decir de la sensacional danesa Cecilie Uttrup Ludwig? Si me tenía ganada en Valencia, aquí lo ha vuelto a hacer, y de paso se ha ganado a todo el grupo. Qué menos que invitarla a su bocadillo de pollo y bacon, a lo que responde agradecidísima y que nos sirve en bandeja el trato mágico: si gana el año que viene la Bira, nos invita a todos a una ronda.

Con esa mezcla imposible de alegría y tristeza nos despedimos de una semana sensacional, en lo deportivo y en lo personal. Contando los días para la Bira 2018, que esperemos sea factible entre tod@s.

Podio final en Errenteria. ¿Nos vemos en 2018? Foto Yolanda Álvarez
Podio final en Errenteria. ¿Nos vemos en 2018? Foto Yolanda Álvarez

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here