Silvan Dillier (BMC) se ha alzado con la victoria en la sexta etapa del Giro d´Italia (2.UWT, Italia), disputada hoy sobre un recorrido de 217 kilómetros entre Reggio Calabria y Terme Luigiane. Bob Jungels (Quick-Step Floors) mantuvo sin problemas el liderato.

Tras la «machada» de Jan Polanc el pasado martes, los fugados volvieron a mojar la oreja al pelotón. Casi de salida, se marchaban los cinco corredores que serían los grandes protagonistas de esta maratoniana etapa: Lukas Pöstlberger (Bora-Hansgrohe), Jasper Stuyven (Trek-Segafredo), Mads Pedersen (Trek-Segafredo), Silvan Dillier (BMC) y Simone Andretta (Bardini-CSF).

Fueron varios quienes intentaron echar abajo la escapada. Cannondale-Drapac para un inspirado Michael Woods -fue el primero de los hombres del pelotón en cruzar la línea de meta- y Willier-Triestina -por las opciones de un Pozzato que se dejo caer cuando la etapa ya se había esfumado- intentaron, infructuosamente, echar abajo la escapada.

El tramo final incitaba a demarrajes pero con la etapa en juego, los fugados guardaron fuerzas para unos 1800 metros finales en constante ascenso. Por detrás, los favoritos -ya sin etapa en juego- peleaban la posición para evitar esos temidos cortes que hoy no se llegaron a producir.

Con Pedersen neutralizado y Andretta descolgado, los tres supervivientes intercambiaban miradas en los últimos 400 metros. Dillier (BMC) fue el primero en arrancar y nadie pudo ya superarle. Pöstlberger ni siquiera hizo el ademán de responder. Stuyven lo intentó, aguantó a la rueda pero, incapaz de superar al suizo, sucumbió al sonriente y emocionado corredor de BMC.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.