PREVIA- Se busca Extraterrestre para dominar la Tierra

0

Tras 10 ediciones, La Strade Bianche (1.UWT, Italia) aterriza hoy en la máxima categoría del ciclismo profesional: el World Tour. Sus tramos de sterrato, sus exigentes cotas y su precioso colofón final en las calles de Siena -casi sacadas de un cuento- han alzado a esta prueba italiana a ser una de las clásicas de referencia en este inicio de temporada. Nombres como Fabian Cancellara -recordman de la prueba-, Zdenek Stybar, Michal Kwiatowski o Philippe Gilbert adornan un palmarés de muchos quilates y que espera hoy a un nuevo héroe.

EDICIÓN 2016

La pasada edición estuvo marcada por un nombre: Gianluca Brambilla (Etixx-Quick Step). El italiano no solo fue el más fuerte de los fugados sino que, neutralizada la escapada, demarró en varias ocasiones provocando el corte definitivo. Con Alejandro Valverde (Movistar) y Vincenzo Nibali (Astana) -dos de los grandes favoritos- descolgados por el ritmo del corredor transalpino, Stybar -compañero de Brambilla-, Cancellara y Peter Sagan serían los que junto al italiano de Etixx pugnarían por el triunfo.

Brambilla relevaba en pos de su compañero y ya con las diferencias establecidas aún tuvo fuerzas para un ataque más, a 5 kilómetros de la llegada. Con un margen que llegó a rozar los 20 segundos, obligó a Sagan y a Cancellara a vaciarse en su persecución y solo un potente demarraje del suizo en las calles de Siena diluyo su sueño. Con Sagan fuera de combate y Brambilla neutralizado por el demarraje de Cancellara, Stybar parecía en la situación ideal para responder a Spartacus y hacerse con su segundo triunfo consecutivo. La realidad, sin embargo, fue bien distinta. Las piernas de Stybar explotaron a falta de 100 metros y, casi instantáneamente, la alegría de Cancellara unos instantes después. Cancellara grababa su nombre en el palmarés de una de sus pruebas fetiches en su última temporada en competición.

RECORRIDO

La carrera, como siempre, estará marcada por los más de diez tramos de sterrato que los corredores deberán atravesar en los casi 180 km de los que se compone esta particular prueba. Los ciclistas encontrarán en muchos de estos tramos una dificultad añadida: la pendiente. Especialmente en los últimos 20 kilómetros, ya que será entonces cuando los candidatos a la victoria final deban enfrentarse a las tremendas rampas que esconden los caminos de la Toscana. Desniveles cercanos al 20 % servirán, sin duda, para dinamitar una carrera que de no haberse resuelto tendrá en la subida final a Siena una manera inmejorable para coronar al campeón.

FAVORITOS

Sin Cancellara, último vencedor y recordman de la prueba, el listado de candidatos pierde a uno de los fijos que año tras año pugnaban por el triunfo en Siena. Aún así, serán otros muchos quienes lucharán por el triunfo.

Peter Sagan (Bora-Hansgrohe), vencedor el pasado domingo de la Kuurne Brusseles Kuurne, buscará por fin alzarse con un triunfo que se le resiste tras ser segundo en 2013 y 2014 y cuarto en 2016. El eslovaco volverá a verse las caras con su máximo rival en este tipo de pruebas, el belga Greg Van Avermaet (BMC), vencedor del Omloop Het Niuwslad el pasado sábado y segundo en 2015.

Zdenek Stybar (Quick Step-Floors) volverá intentar reeditar el triunfo de 2015 tras finalizar segundo en la pasada edición. Junto a él, formarán, entre otros, Gianluca Brambilla, Petr Vakoc y Bob Jungels, candidatos todos ellos al triunfo.

Tim Wellens (Lotto-Soudal), Michal Kwiatowski (Team Sky), Fabio Aru (Astana), Vincenzo Nibali (Bahrein-Merida), Rigoberto Urán (Cannondale-Drapac), Tom Dumoulin (Team SunWeb), Roman Kreuziger (Orica-Scott), Jasper Stuyven (Trek-Segafredo) o Jan Bakelants (AG2R La Mondiale) serán otros de los aspirantes al triunfo.

Con Alejandro Valverde ausente, las opciones españolas se reducen. Luis León Sánchez (Astana), Juanjo Lobato (Lotto NL-Jumbo), el debutante Ivan García Cortina (Bahrein-Merida) y Carlos Barbero (Movistar) serán las principales bazas españolas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here