Caja Rural rompe los esquemas en el Circuito Guadiana

0

Amanecía una mañana apetecible para la práctica del ciclismo en Don Benito. Temperatura agradable, ausencia de viento y muchas ganas de arrancar por fin una Copa de España que este año se presenta repleta de corredores con aspiraciones a lo máximo. Prácticamente todo el pelotón esperaba un final abocado al sprint, como en ediciones anteriores. Sin calor, sin viento. Tan sólo el paso por Magacela podía poner en jaque a los hombres rápidos, y varios de los ellos venían arropados con equipos sobradamente capacitados para provocar una resolución masiva en meta.

De hecho, a pesar de la fuga inicial, los grandes capos del pelotón se tomaron con bastante calma los primeros kilómetro. Marc Buades (Fundación Euskadi), Vicent Roig (Aldro Team), Ben Hardy (Zappi), Marcos González (Cafés Baque), Rodrigo Enríquez (Rías Baixas), Unai Cuadrado (Quick Step-Telco’m Gimex), Enzo Luján (ULB Sports) y Sean Crimes (Cartucho.es), fueron los integrantes de este corte, que en la última vuelta vieron como el pelotón tomó el control de la carrera y acababan dándoles caza. Y es que de hecho hasta esa última vuelta, tan solo la lucha por la montaña y las metas volantes, fueron el aliciente de la carrera.

Varios equipos, presentan este año bloques muy potentes, con varios potenciales ganadores de la competición. Uno de ellos es Caja Rural, que en la última subida animó la carrera imponiendo un fuerte ritmo, provocando una situación favorable que los corredores del equipo navarro remataron de forma magistral en meta. Tras el último paso por Magacela quedaron en cabeza Sola y Serrano (Caja Rural), Soto (Lizarte) y Grigorev (Mutua de Levante). El buen entendimiento, unido al nerviosismo que en el pelotón provocó varias caídas -entre ellas las del gran favorito, Leonel Coutinho (Froiz)-, permitió a los cuatro escapados llegar a Don Benito con escasos segundos.

Ahí apareció Manu Sola, que se sacrificó en favor de Gonzalo Serrano lanzando la llegada, y obligando a sus rivales a exprimirse antes del sprint final. El granadino aprovechó una rotonda situada a menos de un kilómetro de meta, para arranca por el lado contrario al que estaban trazando sus compañeros de escapada, y aunque fue neutralizado a unos 300 metros de meta, Gonzalo Serrano puso la puntilla para adjudicarse la victoria y adquirir el primer maillot de líder de la Copa de España 2017


Vídeo: RFEC
Foto: Fran Reyes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here