La crono más impredecible busca ganador

0

La jornada del martes de los Campeonatos del Mundo de ciclismo en carretera la abre, casi siempre, la contrarreloj júnior masculina. En este Mundial de Doha (Catar), los ciclistas de la categoría juvenil tendrán un recorrido idéntico al que hoy han trazado los sub-23, de 28,9 kilómetros en los que, qué duda cabe, el calor volverá a ser protagonista. Será a eso de las doce de la mañana, hora local (una hora menos en las zonas peninsulares españolas), cuando el último de los 85 corredores inscritos enfile la rampa de salida en busca de un arcoíris que está muy muy caro, como demostró la pasada edición, ganada por Leo Appelt en los últimos kilómetros de prueba. ¿Cómo llegó hasta ese oro? Lo repasamos.

Leo Appelt venga a Alemania en Richmond

© Getty
© Getty

Si el día anterior Alemania había conseguido plata y bronce en la contrarreloj sub-23, el martes querían dar un saltito en el podio. Y lo hicieron. 37:45 fue el tiempo de Leo Appelt para hacerse con el preciado maillot arcobaleno, superando en 17 segundos al estadounidense Adrien Costa. Con los simples datos de meta, ese registro puede parecer holgado, pero nada más lejos de la realidad: hasta los últimos instantes no se supo que el nortramericano no batiría al centroeuropeo, que en el punto de cronometrado intermedio solo tenía dos (!) segundos de ventaja. El bronce, para otro estadounidense: Brandon McNulty.

Pablo Alonso, representante español en esta contrarreloj, solo pudo ser 23.º a 2:35 del ganador.

Recorrido

individual-time-trial-men-junior-1024x736Visto lo visto en la jornada de hoy, nos ratificamos en lo dicho ayer por nuestro compañero Fabio: el viento no debería afectar en exceso a lo que suceda en el trazado de la carrera. Y aportamos, además, datos: se prevén, como mucho, rachas de vientos de 11 km/h. Una brisita, para lo que podría ser el desierto.

En cuanto a lo puramente relacionado con el recorrido, lo mismo que en las pruebas de hoy: habrá que arriesgar para ganar, teniendo cuidado a las caídas, porque será un arcoíris que podrá decidirse en las zonas más técnicas.

Favoritos

Sin duda, la juvenil masculina es la carrera más impredecible de cuantas se disputan en unos Campeonatos del Mundo. Esto no es tanto por el hecho de falta de precedentes, porque los júniors sí que compìten bastante en el extranjero, sino porque la nómina de ciclistas es muy amplia y las salidas que hacen las selecciones nacionales no cuentan siempre con los mismos corredores.

Quien el año pasado fuera medalla de bronce, el estadounidense Brandon McNulty, ha ganado dos contrarrelojes en la Copa de las Naciones en lo que llevamos de temporada: la del Tour du Pays de Vaud y la del Trofeo Karlsberg. Probablemente al suizo Marc Hirschi le afectará que el recorrido sea tan llano, al ser un corredor que necesita algo más de dureza, pero aun así tiene galones como actual subcampeón europeo de la modalidad. ¿Quién ganó ese Campeonato? El francés Alexys Brunel, que desde que logró el maillot de las estrellas amarillas ha disputado una crono… y ha sido cuarto.

El también suizo Stefan Bissegger, ganador del prólogo del Tour du Pays de Vaud y de la crono larga de la Driedaagse van Axel; el noruego Iver Knotten, que venció en la contrarreloj de la Course de la Paix; el alemán Bastian Flicke —aunque no se le ha visto especialmente en forma desde la primavera—; o el neerlandés Jarno Mobach, sexto en el Europeo de crono y, como dato añadido, ganador de la Paris-Roubaix, son otros de los que aparecen en todas las apuestas en esta lucha por el oro.

El único español en liza será el bizkaíno Iñigo Elosegui, reciente fichaje de la Fundación Euskadi, que tendría que rondar el top-20 por lo demostrado en el Campeonato de Europa de Plumelec, aunque también a él le vendría bien algo más de dureza en el recorrido.

Para seguir la carrera…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here