Frank logra ‘su’ etapa

0
Frank (IAM) durante esta Vuelta a España

Mathias Frank (IAM) se ha alzado con la victoria en la 17ª etapa de la Vuelta Ciclista a España 2016 (2.UWT, España), disputada hoy sobre un recorrido de 177,5 km con inicio la ciudad de Castellón y la ascensión final al Mas de la Costa (Llucens. Camins del Penyagolosa). Nairo Quintana (Movistar) mantuvo el liderato tras cruzar la línea de meta junto a Chaves, Contador y al que es su gran rival, Chris Froome.

La jornada comenzó rápida. Una fuga numerosa, de 28 corredores, que tras la ascensión al Desierto de las Palmas (2ª) -donde Omar Fraile pasó en primer lugar quedando a tan solo 3 pto de Kenny Elissonde en su pugna particular por el maillot a lunares- tomó ventaja sin apenas oposición en el pelotón. Una escapada relativamente grande, también en la entidad de sus integrantes: hombres como Gesink, Frank, Cataldo, Konig, Herrada, Bilbao, Rosón, Domont o Gerrans aguardaban su oportunidad.

A falta de unos 70 km, la cabeza del pelotón cambió de dibujo. Movistar desapareció y BMC, en busca de conservar la clasificación por equipos -BMC marcha primero con 34 minutos de ventaja con respecto a Movistar- endurecía el ritmo y recortaba la diferencia de los fugados. Apretaron los suizos pero no asfixiaron. Los fugados tendrían su oportunidad.

Buscando sorprender, a falta de 20 kilómetros, arrancó Dario Cataldo (Astana). El italiano, siempre correoso, se llevó a Frank a rueda. El suizo, cerca del triunfo camino de Luintra, supo ver la rueda buena y, a regañadientes, ambos alcanzaron la ascensión final. Confiado y fuerte, Frank arrancó. Cataldo, igual que en su memorable victoria en Cuitu Negru, dejó ir al de IAM. Podría ser estrategia, pero fueron piernas. No pudo el italiano y tampoco los Gesink, Konig y Herrada que marchaban por detrás persiguiendo. Frank ganó, se lo merecía. Se lleva la etapa que buscaba, ansiaba y necesitaba antes de su viaje a AG2R-La Mondiale en 2017.

Por detrás, entre los favoritos, hubo ataques. Lo probó Alberto, también Nairo y Chaves. Cada uno con un propósito distinto, consiguieron momentáneamente descolgar a Froome. El británico, correoso como siempre, supo guardar y apretar en los últimos metros. Les alcanzó, y juntos, los cuatro más fuertes, cruzaron la llegada. Sin cambios, por el momento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here