Sufrimiento, agonía, impotencia, son algunos de los diferentes estados que sufre un ciclista cuando lo entrega todo encima de la bicicleta. La Camperona nos ha regalado una subida, donde cualquier persona le guste o no este deporte, se queda delante del televisor viendo como unos “guerreros” se enfrentan entre ellos.

La victoria en este día grande, ha sido para Sergey Lagutin del equipo Katusha. Una formación que tras la retirada de Joaquim Rodriguez, venía a la Vuelta a España a cazar etapas, y como principal baza el estonio Rein Taaramae. Ciclista que tuvo que abandonar ayer tras haber sido arrollado por el coche del Cofidis.

Fuga

Los kilómetros iniciales sirvieron para formar una fuga, que posteriormente sería la definitiva para la victoria. En esta escapada formada por 11 corredores, Gatis Smukulis (Astana), Zico Waeytens (Giant-Alpecin), Axel Domont (AG2R-La Mondial), Sergey Lagutin y Jhonatan Restrepo (Katusha), Pieter Serry (Etixx-Quick Step), Jacques Janse van Rensburg (Dimension Data), Mattia Cattaneo (Lampre-Merida), Löic Chetout (Cofidis), Scott Thwaites (Bora-Argon18) y Perrig Quemeneur (Direct Energie), se formó en los primeros kilómetros de la jornada y poco a poco ampliaron su renta hasta los 10 minutos con respecto al pelotón.

El pelotón tirado por un BMC, decidió que la escapada se distanciara y que la victoria de etapa se decidiera entre ellos ya que ninguno de los escapados suponía ningún peligro real para el líder de la carrera Darwin Atapuma. 

La subida

Con un inicio donde las rampas no superaban el 5%, se fue el corredor del Katusha Jhonatan Restrepo en busca de la victoria. Tras él se encontraban el propio corredor de su equipo Lagutin, Domont, Serry y Quemeneur. Con el inicio de las rampas más duras, el Restrepo fue cazado por sus perseguidores, escapándose toda posibilidad de victoria para el corredor colombiano.

Con solo 1500 metros para la llegada, cuatro corredores se jugaban la victoria, en unas rampas que no bajaban del 15% siendo pocas las fuerzas de los corredores. Llegados a los últimos 200 metros, el corredor del Katusha lanzó un ataque que fue el definitivo para conseguir la victoria y que el propio corredor no se creía tras cruzar la línea de meta.

Pero el espectáculo, no se quedo en la zona delantera. En el pelotón Movistar llegó a las rampas más duras poniendo un ritmo incómodo que provocó que tanto el líder de la carrera como el ciclista británico, Chris Froome tuvieran que descolgarse del grupo cabecero. Pero como nos tiene acostumbrado el corredor británico, los watios son lo primero. Vuelta al pelotón y aceleración por parte del británico, formando grupo con Alberto Contador y Nairo Quintana. Ataque que hizo que tanto Valverde como Chaves no pudieran seguir el ritmo del trío formado por ellos.

Kilómetros finales, y por fin reapareció el Nairo que todo el mundo quería ver. Ataque a Froome que dejó al corredor del Sky sentado. El colombiano continuó con el ritmo hasta cruzar la línea de meta con la distancia suficiente para enfundarse el maillot rojo de líder de la carrera. Atrás Froome, sufrió más de lo esperado, siendo superado en los últimos metros por un enorme Alberto Contador que tras la caída de ayer, supo resarcirse recortando 15 segundoFullSizeRender (8)s al ciclista
del Sky
. Resaltar tambien al corredor murciano Alejandro Valverde, que tras quedarse unos metros en el ataque de Froome, pudo conseguir llegar en el mismo tiempo que el británico. Día para recordar en la Vuelta y otro rojo para Colombia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.