Nairo Quintana (Movistar) se ha alzado con la etapa 10 de la Vuelta a España y recupera así el liderato de la carrera tras una etapa de 188.7 kilómetros  entre Lugones y los míticos Lagos de Covadonga. La jornada estuvo marcada por un inicio fulgurante y varias caídas que afectaron entre otros a Markel Irizar (Trek-Segafredo), quien se vio obligado a abandonar la prueba.

Pero fue en el kilómetro 60 cuando el pelotón dejo marchar a Dmitriy Gruzdev (AST), Fabio Fellini (Trek-segafredo), Egor Sillin (Katusha), Robert Gesink (LottoNL-Jumbo), Louis Vervaeke (Lotto-Soudal), los hermanos Hermans (BMC), Victor Campenaerts (LottoNL-Jumbo), Tobias Ludvgsson (Giant-Alpecin), Omar Fraile (Dimension Data), Luis Angel Mate (Cofidis), Vegard Skate Laengen (IAM Cycling), José Goncalves (Caja Rural-Seguros RGA), y Moreno Moser, Joe Dombrowski, y Pierre Rolland (Cannondale-Drapac): fuga numerosa que buscaba distanciarse del pelotón y hacerse con la etapa.

Ya en el Alto del Mirador del Fito -puerto de primera categoría con 6,2 kilómetros al 7,8%- empezaban los movimientos de la fuga. La diferencia aumentaba pero el ritmo en el gran grupo también. Etixx, por el liderato, y Movistar, en busca de un triunfo de etapa, lideraban el pelotón.

A falta de 18 kilómetros, los «telefónicos» aceleraban el ritmo, con Jonathan Castroviejo e Imanol Erviti. Adelante, ya en el puerto de HC, era el belga Louis Vervaeke quien saltaba buscando desprenderse de sus compañeros de fuga, pero sin éxito.

El enfilado pelotón afrontaba el puerto final del día y con un espectacular trabajo de Castroviejo y un relevo durísimo de Rubén Fernández terminaban de seleccionar el grupo. Entre los damnificados, Chris Froome. El británico, acompañado de López y Kennaugh, prefería ascender a su ritmo.

Pero fue Alberto Contador el primero de los favoritos en moverse, atacando a 6,6 kilómetros de meta seguido en todo momento por el colombiano Nairo Quintana. El boyacense, que lo probó también a 5 km de meta, logró a falta de 2,5 km desprenderse del pinteño, caminando en busca de Gesink, el último de los fugados que aún pedaleaba por delante. Nairo, que pronto le dio caza, marchaba hacia una victoria memorable.

Detrás, Froome empezaba su remontada y daba alcance a Alejandro Valverde y a un Contador que, ya sin fuerzas, poco podía hacer ante el ritmo que traía el de Nairobi. En meta, Froome se dejaba 25″ con Nairo, tres menos que un Valverde que parece incombustible. Contador, visiblemente fatigado, se dejaba 1 minuto y 5 segundos en línea de meta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.