Gianni Meersman en los últimos de la etapa de hoy

Gianni Meersman se ha alzado con la victoria en la quinta etapa de la Vuelta Ciclista a España 2016 (2.UWT, España), disputada hoy sobre un recorrido de 171,3 kilómetros entre Viveiro y Lugo. El colombiano Darwin Atapuma (BMC), cortado en la caída, mantiene sin problemas el liderato tras aplicarse la norma de los últimos 3 km. , sin más problemas, el liderato de la carrera.

La jornada comenzó con un ingrediente hasta hoy desconocido en esta Vuelta: la lluvia. Bajo un intenso aguacero iniciaban los corredores su pedalear. Neutralizados, los corredores ascendieron el Alto do Cruceiro. En su cima se dio el banderazo de salida y con él llegaron los primeros -y únicos- intentos de fuga.

Justo bajo el arco del km. 0 probaban fortuna Tiago Machado (Katusha) y Julian Morice (Direct-Energie). Nadie más parecía interesarse en una fuga que, con el perfil de la jornada, pocas opciones tenía de alcanzar Lugo con éxito. Abrieron hueco y pronto acabaron por conformar la que sería la fuga de la jornada.

Mientras BMC relevaba por detrás en defensa de su nuevo y flamante maillot rojo, Machado demostraba tener más fuerza que su compañero de fuga y pronto ponía pies en polvorosa. El portugués se marchaba y Morice poco tardaba en ser absorbido por un pelotón que poco a poco secaba sus piernas tras la intensa lluvia.

En una jornada llena de repechos pero con solo una ascensión puntuable, el Alto de Marco de Álvare (3ª) pondría -aunque poca- algo de emoción. Etixx-Quick Step y Trek Segafredo, para Meersman los belgas y para Felline y Bonifazio los estadounidenses, comenzaban a endurecer el ritmo en busca del indefenso fugado. De Gendt, vestido hoy con el maillot de lunares, esprintaba en la cima buscando los puntos y reafirmando que luchará por lucir así en Madrid.

Así, sin más emoción que la del paso de los kilómetros transcurrió la etapa hasta su llegada a Lugo. Justo a la entrada de la capital lucense decía adiós Tiago Machado (Katusha). Entre felicitaciones, el portugués se dejaba caer mientras los equipos de los ‘capos’ peleaban por posicionar a sus líderes.

El nerviosismo contrastaba con la tranquilidad que había reinado durante todo el día y las caídas no tardaron en llegar. El primero en caer fue Steven Kruijswijk (LottoNL-Jumbo), con una fractura de clavícula. Mientras el neerlandés se dolía en el suelo y se disponía a abandonar esta Vuelta, Simon Clarke (Cannondale-Garmin) y Philippe Gilbert (BMC) decidían probarlo aprovechando uno de tantos repechos.

Los dos abrieron hueco pero confiaron poco el uno en el otro. Se miraron demasiado y se relevaron nada. El pelotón les dio caza y el nerviosismo volvió a ser el rey. De nuevo caída, y esta vez, más dura y masiva. Kiserlowski fue uno de los más afectados, también con posible fractura de clavícula. También cayó Esteban Chaves, aunque sin más que ‘chapa y pintura’.

La caída fracturó, además de alguna clavícula, el grupo. Solo los que marchaban en cabeza caminaron hacia delante y entre ellos se jugarían el triunfo. Esprintó Meersman y nadie pudo oponerse a su segunda victoria en esta Vuelta. Felline (Trek-Segafredo) y Reza (FDJ) completaron el pódium de la etapa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.