Y nunca mejor dicho. Tanto metafórica como literalmente, la temporada de Megan Guarnier (Boels-Dolmans) está siendo una escalada imparable hacia lo más alto de la escena internacional, iniciada con convicción en 2015 tras varios años de moverse, sin hacer mucho ruido, por la clase media-alta del pelotón. Todo lo que estamos viendo apunta a situarla como, quizá, una de las dos grandes favoritas a ganar el oro en la prueba en línea de los próximos Juegos Olímpicos.

Pero volvamos al presente. Lo que Guarnier ha hecho es ganar la Philadelphia International Cycling Classic, prueba perteneciente al Women’s WorldTour que ella misma lidera —y con más contundencia, si cabe, tras esta victoria—. El recorrido era favorable para ella y lo supo aprovechar.

Antes de que Calimero —su mote oficial— levantase los brazos pasaron muchas cosas. Mil y un ataques dieron forma a una carrera afortunadamente retransmitida en directo, de los que el más persistente fue el protagonizado por Lauren Stephens (TIBCO-SVB) y Mara Abbott (Wiggle-High 5). Ambas protagonizaron no solo la escapada del día, sino una dura pelea por el maillot de la montaña, en el que la explosividad de Stephens y la calidad escaladora de Abbott se imponían vuelta tras vuelta en el repecho corto y largo del recorrido, respectivamente.

El pelotón, poco a poco más reducido hacia el final, fue un avispero hasta que Canyon-SRAM hizo su apuesta por lograr la colocación —clave— de Alena Amialiusik en la base del repecho de meta. El durísimo ritmo de Tiffany Cromwell condujo el grupo enfilado hasta las faldas del mismo.

La bielorrusa llegaba en posición óptima, pero Megan Guarnier no estaba para bromas. Con la ayuda de su compañera Karol-Ann Canuel cogió la primera posición a 450 metros de meta, sin mirar atrás y sin preocuparle que Amialiusik y Longo Borghini siguiesen su estela. Ritmo, ritmo y más ritmo hasta que la goma terminó por romperse.

Nunca ha hecho mucho ruido y siempre parece en segundo plano, pero quizá ya vaya siendo hora de colocar a Megan Guarnier la categoría de estrella.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.