Foto de familia de la Copa de España 2016 (Fuente: @FMCICISMO)

Se acabó lo que se daba, y por segundo año consecutivo el nombre propio ha sido el mismo en la resolución de la Copa de España. Antonio Angulo, más conocido como «Chava» se ha llevado el amarillo para su casa, después de protagonizar una remontada digna de elogio, demostrando confiar en sus posibilidades aún cuando las cosas no le pintaban nada bien, como él mismo nos declaró en una entrevista realizada hace algo menos de tres meses, después de que se hubieran disputado las tres primeras mangas de las que no había salido, para nada, bien parado, estando muy lejos de su mejor versión. Pero como los grandes artistas ha sabido recuperar su mejor versión para acabar dándonos un auténtico recital y repetir una impresionante victoria, que seguro le deja de nuevo muy cerquita del profesionalismo.

Es en esas situaciones donde un gran ciclista debe demostrar de qué está tallado, y el del Gomur-Liébana2017 ha dejado claro que está hecho de la mejor madera cántabra. Carrera tras carrera fue recortando distancia a sus rivales, hasta el punto de llevarse dos triunfos importantísimos en la Clásica Xavi Tondo y el Memorial Momparler, para luego cerrar la Copa con dos segundos puestos en Santikutz y, hoy mismo, en el Gran Premio Macario, donde por cierto otro nombre propio ha sido el de Jon Irisarri (Caja Rural-RGA), que tras pasar un mal momento por el mes de marzo, también ha vuelto por sus fueros, y ha cerrado una Copa de España sublime con dos triunfos, a los que hay que sumar el conseguido en Bidasoa, todos ellos en apenas dos semanas.

CifwU9BWgAIlfvM

Arrancaba en Alcalá de Henares la última manga de esta Copa, con mucho por decidir, aunque con un líder más que sólido, al que solo una fatalidad debería sucederle para no volverse a proclamar como el mejor ciclista nacional en categoría amateur, después de que el año pasado en Legazpi conquistará este mismo cetro, pero por detrás otras muchas clasificaciones estaban en el aire como la general sub23, la montaña, las metas volantes o conocer cuál había sido el mejor equipo en el global de la competición.

La carrera comenzaba a un ritmo altísimo con varios intentos de fuga, formanlizándose este en la figura de Andrey Prostokishin (Lokosphinx), David Casillas (Aldro Team) y Sergio Vega (Gomur-Liébana2017), pero poco lo que acabaría provocando un corte muy interesante en cabeza sería el viento, yéndose once corredores como Pavel Karpenkov (Lokosphinx), Álvaro Cuadros (RH+-Polartec-Fundación Contador), Miguel Indurain (Caja Rural-RGA), Sigurd Nesset (GSport), Alex Unzueta (Ampo), Xavier San Sebastian y Marc Buades (Fundación Euskadi-EDP), Andreu Mas (Mutua Levante), Alex Ulloa (Controlpack), Elías Ortiz (Baqué-Campos) y Mario Arranz (Aluminios Cortizo). Así se concluía la primera hora de carrera, a la que se llegaba poco antes de arrancar la ascensión más dura del día, el Alto de Loranca, en donde se produciría el movimiento clave del día, saltando del pelotón varios hombres, entre los que estaban el líder de la general, Antonio Angulo, uno de sus máximos rivales Marcos Jurado (Lizarte) o Jon Irisarri (Caja Rural-RGA), además cada uno de ellos se llevaba a un compañero de garantías como Sergio Vega en el caso de Angulo, Josu Zabala con Irisarri y Richard Carapaz con Jurado, en el caso del ecuatoriano el meterse en esta escapada le valdría para acabar por proclamarse como vencedor de la general de la montaña en detrimento de su compañero Marcos Rojo, que había ostentando este liderato durante la mayor parte de la competición. También lograban entrar en ese corte ciclistas importantes como Óscar Hernández (GSport), líder indiscutible en la primera mitad de la Copa de España, Miguel Burmann (Construcciones Paulino) o Francisco José Medina (Supermercados Froiz), quedando por detrás cortados los dos hombres que acabarían luchando codo con codo por la general sub23, Jaume Sureda (Seguros Bilbao) y José Manuel Díaz Gallego (Bicicletas Rodríguez).

Finalmente, el grupo de Angulo, Jurado e Irisarri acabaría llegando a la altura del grupo de Cuadros o Unzueta, formando un grupo de cabeza demasiado fuerte como para que por detrás pudieran echarles mano. Así ya se pasarían los kilómetros, con este grupo sacando cada vez más tiempo al pelotón, y seleccionándose en cada una de las subidas, llegando al final a Alcalá 14 ciclistas que serían los que se jugarían el triunfo. En esa situación, de nuevo, Irisarri, volvería a demostrarse como el más fuerte, haciéndose con una nueva victoria, la tercera en 14 días, con el segundo clasificado, Antonio Angulo, en esta ocasión más feliz que nunca, ya que se confirmaba su victoria en la Copa de España, y cerrando el podium un Marcos Jurado, que también se mostraba pletórico al conseguir con esta posición el pasar del cuarto puesto de la general que ocupaba al comienzo del día, al segundo que finalmente ha logrado.

Imagen del podio final de la Copa de España con Angulo, Sureda y Jurado (Fuente: @FMCICLISMO )
Imagen del podio final de la Copa de España con Angulo, Sureda y Jurado (Fuente: @FMCICLISMO )

A poco más de dos minutos entraba el pelotón principal, y en la resolución de la general sub23, Sureda cumpliría con los pronósticos que le daban como favorito llegando en estas condiciones junto con Gallego. El mallorquín sería finalmente 15º en el día de hoy, con el jienense entrando dos posiciones por detrás, lo que un año después le volvería a situar en la segunda plaza de la general de los más jóvenes, después de que el año pasado fuera Jaime Rosón el que le relegará a esa medalla de plata, aunque en esta ocasión ha realizado un papel mucho más notable, consiguiendo el triunfo presitigiosísimo y a lo grande del Memorial Valenciaga.

En cuanto al resto de generales, como veíamos antes la única que cambiaría sería la de la montaña que paró a manos de Richard Carapaz, en cambio el compañero de Gallego, Jesús Alberto Ruiz (Bicicletas Rodríguez) se haría con la victoria final de las Metas Volantes, y el RH+-Polartec-Fundación Contador haría lo propio en la general por equipos.

Y ADEMÁS…

Como ya señalábamos en nuestra previa, este fin de semana el Torneo Lehendakari también asumiría un gran peso al celebrar dos de sus pruebas. La primera de ellas, este sábado en Beasain, dejaría como vencedor de la Loinaz Proba a uno de los hombres que se ha mostrado más en forma en estas últimas semanas, Jonathan Cañaveral (Telco’m). El colombiano lograría llegar en solitario después de atacar en la última ascensión al Alto de Olaberria, llegando con 14″ de ventaja sobre un grupo de 8 ciclistas, en el que Iker Azkarate (Caja Rural-RGA) era el más rápido, por delante de José Lucián Martínez (Hostal La Torre) y el líder del Lehendakari, Gotzon Martín (Fundación Euskadi-EDP), tercero y cuarto respectivamente.

Xuban Errazkin vencedor en Bergara de la Pentekostes Saria (Fuente: @goiena )
Xuban Errazkin vencedor en Bergara de la Pentekostes Saria (Fuente: @goiena )

Al dia siguiente tendría lugar la Pentekostes Saria, y si el día anterior Cañaveral vencía de manera merecida por los méritos demostrados estas últimas semanas, en Bergara pasaría más de lo mimso, llevándose la victoria el local Xuban Errazkin (Parking Geltokia), que es sin duda uno de los ciclistas más combativos de este Torneo Lehendakari, mostrándose siempre en cada una de las pruebas disputadas hasta la fecha. Errazkin se impondría en la parte final entrando en meta con 4″ de ventaja sobre Jokin Etxabe (Seguros Bilbao) y Xavier Pastallé (Aldro Team), que le acompañarían en el podio. Tras 9 pruebas Gotzon Martín continúa líder, siendo hoy décimo primero en Bergara.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.