La francesa Aurore Verhoeven (Lointek) en élites, la valenciana Isabel Ferreres (Koryo Car-Hyundai) en juveniles y la vasca Saioa Gil (Bioracer) en cadetes han conseguido la victoria en la segunda prueba puntuable para la Copa de España femenina de Fontiveros marcada por el viento que deja de líderes a Ana Usabiaga (Eustrak-Euskadi) en élites,  Marga López (Bizkaia-Durango) en sub-23, Sandra Alonso (Bioracer) en juveniles y Melisa Gómiz (CC Almoradí).

Lointek se reencuentra tras Noja

En la noche dichosa
en secreto, que nadie me veía,
ni yo miraba cosa,
sin otra luz y guía
sino la que en el corazón ardía.

Este fragmento de la poesía de San Juan de la Cruz bien podría describir lo acontecido en la carrera celebrada en la localidad de nacimiento del poeta místico.  Salvo lo de que nadie veía a la que a la postre conseguiría la victoria, puesto que Aurore Verhoeven estaba en todas las quinielas si la carrera llegaba al esprín como ya hiciera en sus primera edición en 2015. La francesa levantaba los brazos tras una buena carrera de Lointek que corrió azuzado por «la guía que en su corazón ardía», las ganas de resarcirse de una discreta carrera en Noja el pasado fin de semana y que les ha llevado a conseguir la victoria y los maillots de metas volantes (Belén López) y montaña (Eider Merino), aunque los de la general de la Copa eran para Ana Usabiaga y Marga López.

Aurore Verhoeven, Lointek, Fontiveros
Aurore Verhoeven como Castilla, mística y guerrera en Fontiveros. Foto: Lointek

Ya empezaba fuerte el equipo Lointek cuando conseguían meter a cinco corredoras en una de las primeras fugas del día en el kilómetro 11. Tras varios ataques como uno protagonizado por Lourdes Oyarbide (Bizkaia-Durango) en uno de esos demarrajes se iban por delante Aurore Verhoeven, Alicia González, Gloria Rodríguez y Mar Bonnin por parte de Lointek, Kim Le Court (Bizkaia-Durango), Anna Kiesenhofer (Frigoríficos Costa Brava-Naturalium) y Ainhoa Candil (Bioracer).

Poco después se descolgaba Mar Bonnin mientras que el resto de Lointek y Kiesenhofer se ponían de acuerdo en cabeza y lograban medio minuto de diferencia. La austriaca del Frigoríficos Costa Brava-Naturalium mostraba mucho empeño en que la escapada funcionara pero cuando tenían ya un minuto de ventaja entraron en la larga recta con viento en contra. Poco antes ya se había quedado Ainhoa Candil y las corredoras de Lointek dejaron de trabajar tanto como antes, lo que provocó miradas y un pequeño parón delante. Kiesenhofer no se lo pensó y atacaba duro pero salía Gloria Rodríguez a por ella. Poco despés lo intentaba Alicia González y ninguna de sus compañeras de fuga salió a por ella, por lo que la asturiana caminaba mientras el resto baja el pistón y eran neutralizadas y bajaban a los coches a recibir nuevas órdenes para la nueva situación de carrera.

Por delante la asturiana a lo suyo, con la carretera picando hacia arriba y el viento en contra no se amedrentaba y le mantenía el pulso a un pelotón tirado por el Bizkaia-Durango. Justo antes de la meta volante se acababa su aventura, aunque su compañera Belén López lograba pasar primera y afianzar el liderato de la general de las metas volantes. Antes había habido una gran caída se dice que provocada por bandazos al evitar una moto de carrera parada en la orilla de la carreera mientras iban encunetadas por el viento. Las más afectadas eran Gloria Rodríguez, Irati Idirin, Lierni Lekuona, Sara García, Mavi García, Empar Fèlix o Anna Ramirez.

La caída dejaba el pelotón roto y muy enfilado, aunque al final se reagruparían unas 35 ciclistas en cabeza de nuevo, que iban a ser las que se jugarían la carrera. Por detrás se había quedado la líder de la Copa de España Mavi García y varias BPD para que intentara enlazar, pero aunque lo intentaron bravamente, se quedó fuera de la disputa de la carrera y por tanto perdiendo el liderato de la Copa.

Por delante empezaban de nuevo los ataques y al paso por Fontiveros marchaban con unos segundos Lucía González y Belén López (Lointek), Heidi Dalton y Roos Hoogeboom (Bizkaia-Durango) y Patricia Nicolás (Uniformes Murcia), aunque a la salida del pueblo se iba a reagrupar otra vez el pelotón.

Otra de las escapadas del día con Lucía González, López, Llamas, Hoogeboom y Dalton. Foto: Isabel Martín

De ahí a meta cierta tranquilidad con pocos ataques pero no de ritmo, puesto que en cabeza Lointek tiraba para que no pudiera entrar Mavi por detrás. El premio de montaña lo conseguía Eider Merino y de esa manera también el liderato en la general de la montaña.

Enfilando ya el esprín en Fontiveros el Lointek hacía un buen trabajo lanzando a Verhoeven al esprín con Alba Teruel (2ª) y Alicia González y la francesa conseguía su segunda victoria en esta carrera. Las naranjas pudieron con un bloque rápido de Bizkaia-Durango (Marga López, Hoogeboom y Le Court) mientras que Ana Usabiaga (Eustrak-Euskadi) no podía «robar la cartera» a los equipos UCI pero si conseguía un tercer puesto que la aupaba al liderato de la general de la Copa de España, mientras el cuarto puesto de Marga López le daba el liderato sub-23. Cristina Pujol (Reyno de Navarra) se hacía con el Campeonato  de Castilla y León y el Lointek como mejor equipo.

Ferreres gana un apretado esprín

Por primera vez en mucho tiempo las juveniles iban a disputar su carrera sin tener que estar pendientes de las élites, sin ser un «esprín de las que aguanten con las élites» y se pudieron ver cosas muy interesantes. Un equipo superior al resto, el Sopela vasco, que corrió muy unido como equipo vigilando del pelotón, echando abajo la fuga de las que lo intentaban y arropando la posibilidad de victoria de Yurani Blanco en meta y de Sara Martín para el campeonato de Castilla y León, aunque al final consiguieran a medias su objetivo. Y también equipos valientes como CAF Transport Engineering y E.Leclerc con unas cuantas valientes que sin la presencia de las élites quisieron «jugar a ciclistas», probar suerte de lejos y animar la carrera, que tuvo un final de infarto.

Pero empecemos por el principio. Al poco de salir Ruth Pérez (CAF) y Rosalía Ortiz (E.Leclerc) ya intentaban la aventura en solitario, aunque el pelotón tirado por las Sopela no las dejaba irse. Una primera vuelta en la que el viento y un par de caídas provocaron que solo 26 corredoras aguantaran el pelotón y varios ataques que no consiguieron burlar la vigilancia del gran grupo. Pero en la segunda vuelta iban a empezar los ataques. Primero lo intentaba Elena Cuenca (Arflu) pero sucumbía ella sola al viento en contra. Poco después Laura Rodríguez (CC Corvi), Maialen Aramendia (CAF Transport Engineering) y Mireia Pérez (Bioracer) eran quienes lo intentaban pero también eran cazadas.

Mireia, Laura y Maialen rodando después de su ataque. Foto: Alfonso Blanco

También Sofía Rodríguez (Koryo Car-Hyundai), Irene Trabazo (Ottoman) y Ruth Pérez (CAF Transport Engineering) se ponían de acuerdo a relevos en el llano (aunque la valenciana se descolgaba) y echaban un interesante pulso al pelotón, pero también eran neutralizadas por la insistencia de las corredoras del Sopela en cabeza. Al igual que Lucía Polo (E.Lecrerc), que salía del pelotón con mucha fuerza pero que sucumbía en la subida a Rivilla. Justo donde atacaba de nuevo con mucha fuerza Maialen Aramendia y conseguía 15″ a menos de 5 kilómetros para el final. La navarra mantenía esa diferencia en los últimos kilómetros y hacía pensar que consiguiera la victoria, pero era superada por un pelotón muy lanzado que se la iba a jugar al esprín.

En él la velocista Isabel Ferreres (Koryo Car-Hyundai) se lograba imponer a la líder de la Copa Sandra Alonso (Bioracer) y a Yurani Blanco (Sopela), mientras que Sara Martín (Sopela) se hacía con el Campeonato de Castilla y León y Sopela como mejor equipo. Interesante ver a las juveniles por su cuenta y ver cómo se organizan y leen la carrera.

Podio juvenil con Isabel, Sandra y Yurani. Foto: Pedro Barcina
Podio juvenil con Isabel, Sandra y Yurani. Foto: Pedro Barcina

Saioa Gil gana a lo grande

Brillante victoria de la corredora del Bioracer tras conseguir fugarse en la subida a Rivilla y aguatar el ritmo en solitario hasta la meta, consiguiendo evitar el esprín y demostrando que con fuerza y valentía se pueden ganar carreras sin esperar a llegar todas juntas a la línea de meta. Aunque a pesar de la gran victoria, Melisa Gómiz (CC Almoradí) conseguía mantener el maillot de líder de la Copa de España al batir a Paula Soler (Sopela) en el esprín del pelotón.

Podio cadete con Saioa, Melisa y Paula. Foto: Pedro Barcina
Podio cadete con Saioa, Melisa y Paula. Foto: Pedro Barcina

En la primera vuelta nada más salir ya lo intentaron Ana Monfort (Asesores de Navarra) y Sara Yusto (Bioracer) y antes del primer paso por Fontiveros Alexandra Moreno (CC Corvi) y Natalia Puga (Bike King), pero el pelotón iba a afrontar la última vuelta al circuito del repecho todo agrupado, salvo las que se habían ido descolgando por el ritmo, el viento y algún percance, como la ciclista del E.Leclerc que había sido una de las primeras en atacar, Sara Yusto.

Pero a la salida de Fontiveros aprovechando el parón saltaba a lo hormigosefa la catalana Mireia Trías (Catema.cat), que rápidamente conseguía un buen puñado de segundos respecto del pelotón. Viendo que se iba saltaba Andere Basterra (CAF), pero no conseguía enlazar. Sí que lo haría poco después Saioa Gil tras acelerar en el repecho. Ambas rodarían varios kilómetros juntas con el pelotón pisándolas los talones hasta que Saioa atacaba y dejaba a su compañera de fuga. La vasca aguantaba un fuerte ritmo y aunque el pelotón se la acercó mucho en el último kilómetro lograba llegar en solitario y conseguir la victoria. Segunda al esprín fue Melisa Gómiz y tercera Paula Soler, mientras que María Brizuela (Bioracer) ganaba el Campeonato de Castilla y León y E.Leclerc-Fuenlabrada la clasificación por equipos.

 

2 Comentarios

    • Cierto Víctor! Gracias por avisar. En estas primeras carreras todavía pagamos los «vicios» de la temporada 2015 ;-)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.