No ha podido ser. Alberto Contador no ha podido soltar a Thomas en la ascensión a Madone d’Utelle  y mañana partirá con 15 segundos de desventaja con el británico.

Contador lo intentó de todas las maneras posibles, pero no fue capaz de marcharse en solitario. El madrileño, que tuvo un problema mecánico con el cambio y tuvo que realizar toda la subida final con el plato pequeño, fue capaz de lograr unos metros de ventaja en el tramo más duro de la subida, pero el gran trabajo de Henao en favor de su compañero Thomas acercó al británico a Contador, que buscaba, impotente, irse en solitario cada vez que llegaba a una rampa más dura. «Al puerto le faltaba dureza», fueron sus primeras palabras en meta; «el equipo hizo un trabajo enorme, intentamos endurecer la carrera desde el principio». Contador, que fue tercero en la etapa, vio como Thomas, que perdía la etapa en el sprint ante un gran Zakarin, se vestía con el maillot amarillo de líder a un día para el final de la carrera. «Mañana lo probaré seguro. Será difícil derrotar a Sky».

Contador trató varias veces de marcharse en solitario en la última subida, pero acusó la falta de dureza. © TDWSport / Corbis
Contador trató varias veces de marcharse en solitario en la última subida, pero acusó la falta de dureza. © TDWSport / Corbis

Conociendo al de Pinto, no cabe duda de que mañana saldrá a por todas y tratará de ganar la Paris Nice en la última etapa. Mañana, los ciclistas tienen por delante 130 kilómetros plagados de puertos, con el col d’Eze como juez final de la carrera. Veremos si Contador se juega todo en el último puerto o decide mover la carrera desde lejos; visto el potencial del Sky, parece arriesgado dejarse todo para el final. Thomas parte con 15 segundos de ventaja sobre Contador y con 20 sobre el ganador de hoy, Zakarin, que tratará de mantenerse en el podio. Espectáculo asegurado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.