Adoquines, sterrato, y ahora puertos: todo parece ceder ante el dominio de Lizzie Armitstead (Boels-Dolmans), a quien solo una efímera enfermedad pudo doblegar la pasada semana en Drenthe, obligándola a bajarse de la bicicleta a los pocos kilómetros de la salida. Su última conquista es el Trofeo Binda, que ya ganó también en 2015. Una carrera que ha desafiado sus características como corredora y en la que, por primera vez en la temporada, ha demostrado un punto débil, aunque haya sabido sobreponerse y con creces a ello.

Nada excesivamente importante ocurrió hasta la penúltima de las cuatro vueltas al circuito final en torno a Cittiglio. En ese punto, la ascensión a Orino hizo la selección definitiva. Ocho ciclistas iban a jugarse con toda probabilidad la victoria: Anna van der Breggen y Kasia Niewiadoma (RaboLiv), Megan Guarnier y Lizzie Armitstead (Boels-Dolmans), Jolanda Neff (Servetto-Footon), Annemiek van Vleuten (Orica-AIS), Alena Amialiusik (Canyon-SRAM) y Emma Johansson (Wiggle-High5).

Sabiéndose la menos dotada para la escalada del grupo, Van Vleuten intentó marcharse en solitario en el tramo llano previo a la subida de la última vuelta. Sin embargo, fue Neff quien consiguió burlar la vigilancia de las demás. La versátil biker llegó a disfrutar de más de medio minuto de ventaja. Parecía suficiente hasta que llegó la arrancada de Van der Breggen en el tramo final ascendente. Fue este un movimiento que no solo acercó a las perseguidoras a la suiza, sino que obligó a ceder a Van Vleuten… y a la propia Armitstead.

Pero la británica, hábil descendedora, no solo fue capaz de compensar su pérdida tras coronar, sino que no se lo pensó dos veces y atacó, pillando quizá por sorpresa a quienes esperaban que se lo jugaría al sprint. Se lanzó a por Neff, alcanzándola a 4 kilómetros de meta. Manejando unas distancias siempre ínfimas, llegaron con suficiente hueco a la recta final, donde la campeona del mundo no dio ninguna opción a su rival. Neff fue incluso absorbida en el empujón final por el grupo, donde Guarnier, cómodamente a rueda desde el ataque de su compañera, se alzó a la segunda plaza del podio. Otro día redondo para Boels-Dolmans.

Foto © UCI

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.