Bouhanni celebra con rabia su victoria en la cuarta etapa de la Paris Nice. © Tim de Waele

Tras la cancelación de la etapa de ayer a causa de las extremas condiciones climatológicas, los ciclistas han disputado hoy, bajo la luz del sol, la cuarta etapa de la Paris Nice. Con un perfil bastante llano, salvo un puerto de 2º categoría que provocó cortes en el pelotón, la etapa se decidió al sprint, donde Nacer Bouhanni (Cofidis) fue el más rápido por delante de Theuns (Trek-Segafredo) y Greipel (Lotto Soudal).

Brammeier (Dimension Data), Siskevicius (Delko Marseille), Vachon (Fortuneo) y Voeckler (Direct Energie) formaron la escapada del día, pero no ofrecieron demasiada resistencia y fueron capturados a 20 kilómetros para el final. Instantes después de ser atrapados los fugados, Chavanel (Direct Energie), Vanmarcke (LottoNL-Soudal) y Delio Fernández (Delko Marseille) saltaron del pelotón, que venía fracturado desde hacía unos cuantos kilómetros por una caída que afectó, entre otros, a Geraint Thomas (Sky). Los dos primeros, expertos rodadores, lograron obtener 20 segundos sobre un pelotón en el que trabajaba Katusha pensando en Kristoff. Pasaban los kilómetros, y el conjunto ruso no era capaz de echar abajo la escapada; parecía que la victoria estaba en el trío de cabeza, pero, entonces, Cofidis entró con fuerza en el pelotón y echaron abajo la valiente escapada de Chavanel, Vanmarcke y Fernández. Bouhanni fue muy superior en la volata final, y celebró su éxito con rabia en línea de meta. Segundo fue el belga Theuns por delante de un decepcionante Greipel.

Los ciclistas disputaron la etapa, al contrario que ayer, bajo un agradable sol. © Tim de Waele
Los ciclistas disputaron la etapa, al contrario que ayer, bajo un agradable sol. © Tim de Waele

Bouhanni no necesita propinar codazos y empujones a sus rivales para lograr victorias. Pese a que ha conseguido su ansiada victoria, se recordará muchísimo más su feo gesto hacia Matthews en la etapa del martes, que casi termina con ambos ciclistas en el hospital, que la victoria lograda en la jornada de hoy. No hay que aplaudir su buena conducta, puesto que es lo mínimo que hay que exigirle a un deportista. Como mucho, hay que mostrarle que este es el camino a seguir: un corredor de su calidad, tarde o temprano ganará, sin necesidad de recurrir a deleznables triquiñuelas que pueden tener consecuencias muy graves. Así sí, Nacer.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.