Todo proyecto financiado con dinero público acaba muriendo, y muestra de ellos son equipos como los que hemos tenido en España y han contado con respaldo de entes públicas como la Comunidad Valenciana, Andalucía, Fuenlabrada, Extremadura, Costa de Almería, Canarias… Esta vez le ha tocado echar el telón al Team Colombia, un proyecto nacido para relanzar el ciclismo colombiano y, al que al menos, le queda el consuelo de haber cumplido las expectativas.

Todo comenzó en 2008, cuando pocos ciclistas colombianos de renombre -apenas Parra y Duque- contaban con un hueco en equipos ProTour. Ese año nacía el Colombia Es Pasión – Coldeportes, un equipo con el veterano Iván Parra y una joven promesa repescado de Italia como Fabio Duarte, que ese año se proclamaría campeón mundial sub-23 en Varese, como líderes. El resto de corredores procedían de equipos colombianos entre los que destacaba un joven talento de 19 años, Sergio Henao. Esos años hablar de ciclistas colombianos era sinónimo de Rigoberto Urán, recién llegado a Caisse d’Epargne, Félix Cárdenas que apuraba sus últimos años en Barloworld o Leonardo Duque que, militando en Cofidis, lograba algunas victorias en carreras importantes. Al año siguiente pasaron de 11 a 18 corredores. Sin Parra, Duarte era el corredor que mejores resultados reportó a un equipo, que comenzó a contar con jóvenes valores del país como Esteban Chaves o Darwin Pantoja. Henao fue pieza clave en la selección colombiana sub-23, logrando victorias importante en la Copa de las Naciones.

En 2010 el equipo pasa a denominarse Cafe de Colombia – Colombia Es Pasion. Duarte terminó de destaparse y gracias a sus actuaciones en Colombia y España encontró sitio en el Geox de Matxin al año siguiente. Ese año sufren la baja de Henao, que regresa a amateur para preparar su salto a Sky -ganando la Vuelta a Colombia-, pero cuentan con otro joven que viene pisando fuerte: Nairo Quintana. Nairo y Colombia hacen un Tour del Porvenir descomunal. El ahora corredor de Movistar se llevó la general, acompañándole en el tercer cajón del podio Jarlinson Pantano y John Darwin Atapuma finalizando también en el top-10. El año post-Duarte el equipo pasa a Continental Profesional, aunque fue pobre en cuanto a resultados. Seguían reclutando a jóvenes como Juan Pablo Villegas, mientras el resto de la plantilla crecía carrera a carrera. Nairo y compañía siguieron su rodaje por España y Francia principalmente con el Tour del Porvenir como nuevo objetivo. Ese año la fortuna no estuvo del lado de Quintana, pero la nómina colombiana contaba con varios potenciales ganadores de la carrera y así fue, Esteban Chaves llevaba por segundo año consecutivo el Tour del Porvenir a Colombia. Ya no era casualidad, el proyecto que pretendía desarrollar el ciclismo en Colombia estaba dando sus frutos.

Así llegamos a 2012, Nairo da el salto a Movistar. En contraprestación recuperan a Duarte tras la desaparición de Geox. Además, dan la alternativa a Quintero, Pantano, Atapuma y Michael Rodríguez. Duarte, Chaves y Atapuma logran victorias en Italia, Chaves también se llevó la etapa de las Lagunas de Neila de la Vuelta a Burgos. Esos resultaros le sirvieron al equipo para debutar en el Giro de Italia bajo la denominación de Team Colombia. Fichan a Duque, un referente de su país que le aporta dos victorias, pero entre lesiones y enfermedades pierden prácticamente todo el año a Chaves. En el Giro demuestran estar a la altura de los mejores, con un Duarte superlativo en la última semana. Atapuma además se llevó una etapa del Tour de Polonia.

La buena temporada hace que Chaves vaya a Orica y Atapuma a BMC, por lo que para 2014 se refuerzan con Rodolfo Torres y Miguel Ángel Rubiano. Un equipo muy combativo y vistoso pero al que no le acompañan los resultados. Vuelven al Giro y vuelven a dar el nivel, pero esta vez su paso por el calendario italiano es más flojo. Este año han seguido poro el mismo camino. Un año sin victorias y en el que se han tenido que conformar con acudir a la Vuelta a España y sin el sueño de estar en la línea de salida del Tour de Francia.

El declive del equipo coincide con la aparición en 2013 del 4-72 Colombia, equipo filial que acogió a los jóvenes talentos dando el Team Colombia un giro al profesionalismo. En el 4-72 Colombia, que sólo gozó de dos años de vida pero contó con corredores de la talla de Ernesto Chamorro, Heiner Parra, Diego Ochoa o Bernardo Suaza, corredores que sin duda hubiesen podido aportar al proyecto del equipo colombiano.

No obstante, los objetivos están cumplidos. Si hoy en día podemos disfrutar de Nairo Quintana, Esteban Chaves, Darwin Atapuma o Jarlinson Pantano es gracias a que un equipo les dio la oportunidad de tener un buen calendario europeo en el que demostrar sus dotes. Ellos unidos al progreso de Urán y la aparición de corredores como Betancur o Anacona han puesto de nuevo a Colombia a primer nivel del ciclismo internacional. Igual, aprovechando esta situación, hubiese sido el momento de buscar un patrocinador privado y no depender del dinero público que, como mencionamos al principio, está avocado al fracaso.

El único pero que se le puede poner es anunciar la desaparición en octubre, con lo que ello conlleva para corredores y staff. A estas alturas están prácticamente todos los equipos cerrados, y la mayoría tendrán que conformarse con recaer en equipos amateurs colombianos o dar por finalizada su carrera y colgar la bicicleta. Para la próxima campaña el Manzana Postobon Team será el único equipo continental colombiano, un resquicio para la esperanza que puede seguir dando oportunidades a los ciclistas más jóvenes del país cafetero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.